ActualidadAl Liquindoi

VALCÁRCEL OTRA VEZ

Leo con estupor que la Junta duda, una vez más, su decisión sobre Valcárcel. O sea que no hay nada decidido y se decidirá. No se aclara qué asuntos hay que decidir por lo que a uno, ay, le gana la preocupación. Una vez más, pensé.

Sale al quite la delegada de Gobernación desmintiendo a su segundo de a bordo para indicar que dije digo donde era Diego, o al revés. Que sólo piensa en la facultad de Ciencias de la Educación pero que ya veremos lo que haya que ver. De momento se ha tirado otra piedra en el lago, para ver hasta dónde llegan las ondas, al no aclararse quien paga la conviá de 24 kilos. Por si acaso ya se ha insinuado que lo pague la UCA, que es institución multimillonaria según se sabe.

La pequeña historia del traslado a Valcárcel le es a uno conocida desde su inicio por haber estado implicado en la misma. Tras muchos años me entero con alegría que aquél viejo proyecto va a ser realidad, tras un considerable trabajo del rector González Mazo, que hereda el actual rector.

Por ello sorprende la petición hecha en su día por parte del rector Piniella, de unificación de todas las instituciones y partidos a favor del proyecto. Este SOS no es cuestión baladí y hay que tomarlo en consideración porque desgraciadamente, ay, nos han acostumbrado a continuas (y falsas) promesas por parte de los distintos partidos que han gobernado en Andalucía o en España.  Como botón de muestra valga recordar las promesas de liberalizar la autopista a Sevilla, o desde el punto de vista local el traslado de la Facultad de Medicina frente al futuro hospital en terrenos de la antigua Construcciones Aeronáuticas.

Hasta ahora, y que se sepa, el Ayuntamiento gaditano ha sido la única institución en acogerse al llamamiento del rector. En la actualidad y en plena vorágine electoralista a la que nos han llevado, a lo peor no se quiere garantizar la financiación necesaria o se la hace depender de los resultados electorales o estratégicamente se vuelve con la matraca (que creíamos superada) de un hotelazo viñero que va a ser la leche en bote, por lo que se retrasa sine díe todo el proyecto. Ya se avisó por parte de los mandamases y las mandamasas del cotarro andaluz que en Valcárcel habría algo, claro que sí, pero sin pronunciarse claramente por la Facultad de Ciencias de la Educación con lo que el temor y la desconfianza vuelven a asaltar a los gaditanos. Entramos pues en un bucle similar al creado cuando Teófila obstaculizó lo del hotel de cinco estrellas en Valcárcel.

Por eso digo que la matraca del hotel la creíamos superada pero está claro que se repite este cuento chino que no se cree ni el que asó la manteca. Otro truco del almendruco más de los que mandan en Sevilla. Con manifestaciones a favor, como este modesto artículo, se puede poner pies en pared y decirles a los junteros de Sevilla que apoquinen lo que sea menester, no todo van a ser zonas francas sevillanas. Y a los gaditanos de toda especie rogarles que desde ahora hagamos del asunto Valcárcel, como Fuenteovejuna, no un proyecto partidista, ni del rector Piniella sino un proyecto de ciudad, de los gaditanos todos porque creemos que Cádiz se lo merece.

José Mª Jurado

Ex Decano Ciencias de la Educación

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios