Actualidad Al Liquindoi

Precarnavalito 3.33/5 (3)

Escrito por Jose Maria Jurado

Superada la fase franquista, comienza la fase democrática carnavalesca con Carlos Díaz y con Teófila, etapa de expansión y difusión urbi et orbi en remozado teatro, gracias a las nuevas y a las añejas emisoras de radio, como siempre, más la irrupción de Canal Sur TV.

Fase Kichiana. El comparsista metido a alcalde hacía esperar una potenciación de la fiesta cuando la realidad ha dado un bofetón sin mano a los aficionados, porque la mudanza a mayo-junio ha hecho perder a Cádiz mucho dinero y prestigio ya que la han descabalgado del reconocimiento y liderazgo carnavalesco, ganado a base de esfuerzos. Ante esto, silencio kichiano al respecto.

Por sus hechos los conoceréis. ¿El objetivo kichiano es desvirtuar nuestro carnaval hasta que desaparezca para imponer, casi a manu militari, el carnaval anticapi made in Kichi.

Botones de muestra:

1-Vuelta a las Fiestas Típicas que no hace falta demostrar (único carnaval importante de España que regresa a la etapa franquista con todos sus avíos)

2- Kichi, alter ego de Carranza, como ha escrito por ahí algún desconocido. 3- Control y manipulación de las “fiestas gastronómicas”. De origen espontáneo y popular en la etapa democrática y de imposición/absorción en la etapa autocrática kichiana (exempli gratia usurpación de La Pestiñada). “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo” al más puro estilo de despotismo, desilustrado en este caso.

4- Para más inri la descuidada estética produce en las fiestas municipales (expopulares) nombres todos con la desinencia ada como disfraz de algo popular como la caballada, apelativo de la fiesta del entierro de la caballa de fin de verano y el pueblerino empanada, simplemente un nombre cateto. Del Panem et circenses de Julio César pasamos a la caballa (de lata) con pimientos del César Kichi.

5- Sin encomendarse siquiera a Momo, Kichiman se esconde tras la concejala para producir cambios de calado, con dinero público para comprar voluntades, adeptos, pelotilleros y lameculos varios. Y sobre los gastos y los reducidos ingresos de su carnavalito, en plan amo de cortijo, no dice ni mu.  ¿Esto es el carnaval anticapi kichioide?

Por su parte, se espera que las agrupaciones, en el Falla y con total libertad, sin autocensura, expresen sus opiniones porque hasta ahora el temor reverencial ha propiciado la callada por respuesta con alguna honrosa excepción.

Y la cómica Banda del Empastre que forman los concejales de la oposición, aún son peores que el Kichi porque se tragan bolas enormes, no hacen oposición aunque les pagamos para eso y no dicen ni mu, ni salen a la palestra  ni dan la cara, que es algo que aquí gusta mucho.

Para acabar de complicar este patio de Monipodio el carnavalito va a coincidir o rozar actividades como Selectividad (casi 2000 alumnos en Cádiz) y como premio especial la trinitaria confluencia de Corpus, Carnaval chiquito y Elecciones autonómicas, todo junto el día 19 junio. Se podrán ver a niños vestidos (no disfrazados) de marineritos junto a chirigoteros disfrazados, Y, como una mala chirigota, “Los Candidatos” luciendo tipo electoral; pantalones vaqueros y un polito, visitando puestos del mercado y repartiendo propaganda electoral, todo sea por la ansiada poltrona que asegure cuatro años de sueldo.

Todo esto redunda en una degradación de nuestro carnaval porque estas coincidencias, evitables algunas de ellas, y la dignidad del pueblo gaditano merecen una explicación un sacar la pata de donde, conscientemente, se había metido, un “ustedes perdonen vecinos y vecinas” que no se dirá porque la egolatría, la demagogia y el autoritario lema esto es lo que hay son las guías intelectuales dominantes en este infausto Regidor y su Banda de acompañamiento, incluyendo la muda Banda del Empastre descrita.

La penúltima Kichiada es la no retransmisión de Canal Sur TV del concurso excepto la final, con lo que el canon a abonar será mínimo o no será. Por su parte, la tele municipal se encargará del concurso en su totalidad. Vaya por delante que los profesionales de Onda Cádiz hacen muy bien su trabajo técnico y humano pero, por la difusión y por el aporte económico, a Cádiz le interesa Canal Sur emisora cuasi expulsada del sancta santorum fallero, una muesca más en el revolver kichiano en el camino de destrucción de nuestro carnaval.

Y la última, por ahora, es la ubicación de la carpa que no interesa a nadie, ni a empresas del gremio ni al vecindario cercano. Como no han tenido tiempo desde el último carnaval, en plan vámonos que nos vamos, deprisa y corriendo se ha situado en donde  no procedía.

Como muchas decisiones municipales han sido un fracaso de cuyos resultados Cádiz ha salido perdiendo, créanme si les digo que estoy deseando que Kichiman acierte en algo, así perjudicaría menos a esta ciudad.

Si esto es el carnaval anticapi kichioide cabe preguntarse si Cádiz se merece esto
Alea iacta est, Kichi, morituri  te salutant

Califica

Sobre el Autor

Jose Maria Jurado

A %d blogueros les gusta esto: