Actualidad Al Liquindoi

Papelillos y serpentinas

Escrito por Profesor Cascano

Aunque no sería apropiado afirmar “que cualquier tiempo pasado fue mejor” conviene aclarar que en las superadas Fiestas Típicas Gaditanas se celebraron actos y espectáculos carnavalescos incluso los días entre semana intentando no coincidir con el Calendario Litúrgico de la Iglesia Católica para evitar problemas con el gobierno de turno, ya que estuvieron prohibidas las carnestolendas en tiempos de la Dictadura.

Sin embargo ocurrió que en 1964 el Ayuntamiento de Cádiz aprovechó que ese año nombraron Princesa Infantil de nuestras fiestas a María del Carmen Martínez Bordiú Franco, nieta del “caudillo” para seguir estirando las fechas de celebración durante la semana comprendida entre el teórico Domingo de Carnaval (2 de febrero) y el de Piñata (9 de febrero).
Así, además de mantener los bailes oficiales del primer sábado y domingo, se celebró con gran difusión de propaganda, el lunes 3 de febrero, Gran Baile de Disfraces en el G.T. Falla, organizado por los Grupos de Empresa de la Obra Sindical de Educación y Descanso.


Teniendo lugar el martes 4 de febrero, una Fiesta Infantil y otra de Disfraces para los niños el siguiente viernes 7 de febrero en el mismo teatro.

También participaron en esta ocasión fuera de concurso Cuartetos, Tríos y Romanceros callejeros de entre los cuales mostramos El Entrenador Babeta, El Portero y las Maletas.
Las Fiestas Típicas de ese febrero cada vez más parecido a los de los años treinta, son recordadas no solamente por la apuesta municipal de bailes y artistas invitados sino por los inolvidables primeros premios del Concurso de Agrupaciones durante los días 28, 29 y 30 de enero con solo veinte grupos y la presencia de dos coros: el del incombustible Macías Rete y el de Puerto Real. Lo que dejaba a las claras que comenzaba un claro declive en cuanto al certamen del T. Falla. Este retroceso tocaría fondo en 1966 con solo 16 agrupaciones y el único coro de Puerto Real al no salir ninguno de la capital. Este último dato podría ayudar a explicar pero nunca justificar el cambio de fechas en 1967.

Lo que nadie nos pudo borrar es el entrañable recuerdo de los primeros premios de la edición de 1964…

Los Fígaros de Paco Alba (comparsas) Los de la Oportunidad de Fletilla en chirigotas y el gran coro Los Caballeros del Antifaz cuyo estribillo sigue resonando en las calles de nuestra ciudad: “Papelillos, papelillos y serpentinas…”

 

Profesor Cascano

Sobre el Autor

Profesor Cascano

Deja un Comentario

A %d blogueros les gusta esto: