Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Actualidad Al Liquindoi

La Vaca, la Caballa y las Meninas

Jose María Jurado
Escrito por Jose María Jurado

El Ayuntamiento gaditano en alianza con la Junta de Andalucía, la FAMP y una empresa privada se han propuesto que la ciudadanía reciba unas como clases de concienciación ecológicas a través de una exposición itinerante y que usa como gancho las figuras de las infantas del cuadro de Las Meninas que inmortalizara Velázquez, a mediados del siglo XVII, con otro nombre aunque, a la postre se quedó con el apelativo portugués de Meninas.

Estas Meninas han sido muy tratadas a lo largo del tiempo por diversos artistas entre los que podemos citar, en pintura, la versión pop de Antonio de Felipe con sus inFANTAS de naranja/limón, o la cubista del propio Picasso.


El año pasado se presentaron en las calles de Madrid de la mano de Antonio Azzato con diseños, entre otros, de Agatha Ruiz de la Prada quien ya colaborara con la firma de reciclaje.

Ahora vienen a Cádiz con aires novedosos, estas meninas madrileñas con objetivos didácticos de reciclaje (de vidrio nada más), aunque uno no acierta a entender muy bien la relación entre las hijas de Felipe IV y el vidrio reciclado. Si se trata de llamar la atención, pues qué quieren que les diga, a la puerta de un comercio de Cádiz hay una vaca (de poliuretano posiblemente) de tamaño natural que sí que atrae la atención de niños y mayores y está en su puesto el año entero. Y cuando tenga lugar el entierro de la caballa se paseará una reciclada y artesanal caballa por las calles de La Viña. Y tanto la vaca como la caballa ejercen su atracción de manera altruista, sin cobrar un céntimo por ello ni el comercio de la vaca ni los artesanos de la caballa. En cierto sentido me recuerdan al Neptuno, al Hércules y otros muñecotes que el concejal Carlos Mariscal instalaba en Carnaval, abrazando al torreón de la Puerta de Tierra y de los que nunca más se supo.

Ignoro si el paquete económico de esta expo itinerante incluye vigilancia o seguridad o transporte, que los del EseLentísimo (Alcina dixit) Ayuntamiento no han dicho ni mu, así como el coste total de esta actividad andaluza y la repercusión en las arcas municipales gaditanas por mucho que diga el empresario que su proyecto es altruista, sin ánimo de lucro que no sabe uno si la exclusividad del reciclaje vidrioso la hace también por amor al arte o se deja unos duritos en el Ayuntamiento. Vale. En cualquier caso y si no es actividad onerosa, saludamos tanto este afán didáctico municipal como estas reutilizadas meninas madrileñas.

Pero sí debo decir que tengo para mí que los artesanos de Cádiz que tantas veces han demostrado su creatividad y su arte habrían podido reproducirlas tan perfectamente como las de Azzato, que vi en varios lugares de Madrid. Aunque claro es que si se trata del famoseo glamuroso reconvertido al ecologismo, para glamour, el que desprenden personajes como Agatha Ruiz de la Prada y Vittorio y Luchino, por citar algunos. Desconozco el glamour que desprenden las Meninas pero mucho me temo que sea más agradable que el que pueda desprender una caballa o una vaca.

Sobre el Autor

Jose María Jurado

Jose María Jurado

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: