Actualidad Al Liquindoi Carnaval

Kichi No pide Perdón No hay votos

Escrito por Jose Maria Jurado

Ahora que  se acaba el carnaval gaditano, el de febrero, o ¿es que hay otro? es momento de recordarle al imitador de Carranza  lo que ha hecho y lo que no ha hecho por la fiesta de Cádiz, la de febrero, claro. Pues, mire usted, vamos a resumir, que no repetir, la retahíla conocida.

Una rápida valoración nos indica que el alcalde y su corte de quitapelusas, abrepuertas, pelotilleros y manganelis han fracasado en su intento de desbaratar nuestro carnaval de Cádiz . Si la Sanjurjada fue un fallido golpe de estado contra la Segunda República, la alcaldada es el rotundamente fallido golpe de mano perpetrado por el Kichi y los suyos contra Cádiz y su carnaval.

Mes de Septiembre. Con la fe del converso pontifica solemnemente una kichiorden, de obligado cumplimiento,  previendo  mucho contagio en febrero  y (casi) nada en mayo  (kichi dixit, amén).  Se empieza así a horadar a la carnavalería gaditana, que  tenía las carnes abiertas después de la obligatoria abstención por mor de la pandemia. Pero, en vez de contemporizar, ser comprensivo, con vecinos y vecinas de Cádiz entero , y  con un mundillo que D.Kichi conoce bien por sus antecedentes comparseros, en vez de  cualquier gesto de empatía,  amable,  suelta usted  sin anestesia, así del  tirón, el cañonazo de que no habrá carnaval en febrero sino, al estilo Carranza, en Mayo-Junio.

Y se fuma un puro. Y rubrica la decisión con su sello personal en forma de puñaíto de demagogia y tono mitinero con aquello de que lo hace por la salud de ustedes, vecinos y vecinas, que no cambia voto por salud, o al revés, como si hubiera elecciones convocadas. Y deja a la comparsilandia y al vecindario con la cara partida, jodido y por ende a los comerciantes, artesanos, hostelería y  hasta la Iglesia, que en principio se hacía coincidir el Domingo de Piñata con el día del Corpus, que esto no se le ocurre ni al que asó la manteca.  Y se salta la opinión de un pleno municipal que contempla con la boca abierta, tipo papamoscas el dribling kichiano de la no vinculación y deja a la oposición, papanata total.

Tan sólo por eso, que no es error sino terquedad de joven inmaduro de no dar el brazo a torcer, erre que erre, a pesar de las consecuencias, tan solo por eso debería usted pedir perdón al pueblo de Cádiz, a los vecinos y vecinas que se han quedado sin su fiesta anual y, lo que es peor, ya veremos la del año próximo, que  el futuro carnavalesco no se presenta claro, más bien muy negro. ¿Cómo?

Siga leyendo, por favor.

Cádiz ha aguantado el tirón y la guasa de otras poblaciones, de la provincia y de Andalucía, de Extremadura, de Canarias y vaya usted a saber de cuántas más con el cachondeíto de que en Cádiz no hay Concurso, ni carnaval. Pero en muchas localidades sí hay carnaval con /sin concurso, con/sin cabalgata, con/sin Canal Sur, pero sin oráculos con fallidas predicciones negativas, que conlleva la siguiente pregunta; ¿A usted le interesa, realmente, el Carnaval o quiere que desaparezca del todo?

Pero lo peor está por llegar. El año que viene, en el supuesto que no haya pandemia, a Cádiz que ha perdido el liderazgo carnavalesco, le va a costar un riñón y la yema del otro volver a ser lo que ha sido hasta ahora: espejo y guía de buena parte de los carnavales de España. Hasta ahora no había concursos en paralelo con el nuestro y se respetaba el concurso del Falla y tras la final comenzaban los contratos a las agrupaciones. Todo ello con el auxilio y la pedagogía de Canal Sur, desde una ya lejana primera retransmisión de hace muchos años y con la presencia  actual de Onda Cádiz. ¿De dónde, si no, va a venir un coro de Badajoz, o la chirigota de  Santoña? por ejemplo.

Pero podemos, carnavalescamente hablando, morir de éxito. La situación ha cambiado.  Por ejemplo y  en el supuesto de la inexistencia de la pandemia el año que viene, ¿van  a renunciar los concursos de Málaga y  Huelva, por decir dos, a realizar los suyos, en las  mismas fechas que  el nuestro porque nuestro carnaval se haya recompuesto?

Esos concursos han arriesgado por respetar las fechas tradicionales, mientras que Cádiz no las ha respetado sino que se esconde cobarde en el primaveral mayo-junio.  Difícil es comprender la vigencia del artículo que obliga a estrenar tipo y repertorio en Mayo-Junio cuando muchas agrupaciones ya han estrenado todo, pues siendo un año excepcional deberían flexibilizarse la Bases del Concurso, no vaya a ser que tengamos un “concursillo” con 40 agrupaciones.

Creo que se debería pedir perdón municipal. No es tan simple el traslado del Concurso a Mayo.  Una simple razón es la temperatura del Falla en esas fechas y atestado de público. Protección Civil o a quien corresponda, debería recomendar, por razones de salud, que no fueran con tipos calurosos, de esquimales por ejemplo. Y la botellona gaditana del carnaval callejero de junio coincidiendo con plenos exámenes. Y si no quieres arroz, tres platos porque en Julio-Agosto habrá otro carnaval de cara al turismo, carnavalito  este de exhibición y de botellona, con las agrupaciones destacadas en el Falla.

Este  rápido balance nos lleva a considerar positivamente la actitud de la ciudadanía gaditana sensibilizada por la alcaldada y cómplice con  la actuación de la espontánea  y autónoma Plataforma  por Carnaval de Cádiz en  Febrero, independiente de banderías políticas, sin presupuesto pero con el apoyo de buena parte del mundo carnavalesco, peñas autónomas y  federadas, chirigotas callejeras, romance ros y  la hostelería.

Ante estas realidades, creo que alguien, en concreto Kichiman, debe pedir perdón al pueblo gaditano por el carnavalesco maltrato sufrido, por quitarle su concurso y quitarle su fiesta.

Y adiós, Kichi, adiós

Califica

Sobre el Autor

Jose Maria Jurado

A %d blogueros les gusta esto: