DeportesLa Mirandilla

El Estadio

Citar el nombre de Carranza, en Cádiz y en la inmensa mayoría de medios de comunicación nacionales e internacionales, lleva inmediatamente a pensar en Cádiz C.F

De esta manera sencilla y descriptiva se vienen refiriendo gaditanos y cadistas al recinto emblemático de nuestra ciudad y nuestro equipo, incluso otra parte importante de la afición habla de “ir al Cádiz” cuando se refiere a asistir a un partido.

 

Partamos de la base también que somos una ciudad de arraigadas tradiciones y que, salvo los itinerarios de las cofradías, el nomenclátor popular ha sobrevivido a regímenes, dictaduras y gobiernos a lo largo de siglos.

 

No conozco a nadie que se haya referido a Ancha como Duque de Tetuán, a Canalejas como 4 de Diciembre o a Nueva como Duque de la Victoria. Somos tan especiales y distintos que en Cádiz aún existe Simago, la Plaza Toros, Los Cuarteles de la Avenida, el Hospital Mora e incluso -oído a taxistas- la parada del Canary.

 

Éste sería el primer escollo de cualquier decisión coyuntural; ya que creo que en 2078 la gente seguirá diciendo “El Estadio”, o “El Carranza” o “Al Cádiz”. Lo mismo que ha quedado para los restos “Residencia” aunque hagan el complejo hospitalario más moderno. Básicamente los nombres en Cádiz desde tiempos de Almícar Barca los pone y mantiene la gente.

 

Un segundo escollo sería el hecho de que el 90% de los gaditanos actuales ni siquiera saben nada ya de los Carranza. Apellido que ha superado a la rama familiar gaditana de políticos de dictaduras y que ha quedado indefectiblemente ligada al club de la ciudad.

 

Citar el nombre de Carranza, en Cádiz y en la inmensa mayoría de medios de comunicación nacionales e internacionales, lleva inmediatamente a pensar en Cádiz C.F. Si alguien usa la palabra “Carranza” al 98,9% de los interlocutores se les viene a la cabeza El Cádiz, el Trofeo y el Estadio; puede incluso que al 1% les venga a la mente el Puente y al 0,1% restante el estribillo de los Beatles de Cádiz.

 

Si hay que cumplir la Ley, que debe cumplirse, con estos antecedentes y tirando del aforismo que una vez hecha, se hace la trampa (no sería ninguna novedad en este país) quedaría desligar el apellido común Carranza de la familia de mandatarios que gobernaron en sendas dictaduras. Más que nada porque ponerle “Estadio el Estadio” quedaría un poco raro… aunque en Cádiz todo es posible.

 

Abrir una votación en la que pueden participar gentes que les importa un pito el Cádiz C.F. No parece lo más acertado. Ni que lo puedan filtrar personas o colectivos que nunca han estado involucrados con el equipo.

 

Estadio Ciudad de Cádiz es una de las propuestas más sensatas, pero quedaría saber si cuajaría (al igual que el resto de dignas propuestas) ya que el tiempo, el uso y costumbre de una ciudad Trimilenaria es la que señalará para el futuro el nombre que los gaditanos y cadistas darán al Templo Cadista.

 

No se debe olvidar tampoco el mítico Trofeo ni el inmortal pasodoble de Manolín. Son bastantes cosas a tener en cuenta. Pero si algo es seguro -fuera aparte de votaciones y propuestas- es que el Estadio se va a seguir llamando como quieran los Gaditanos.

 

 

Pablo M. Sánchez

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: