Actualidad Al Liquindoi Carnaval

EL CARNAVAL NO SE CIERRA No hay votos

Escrito por Jose Maria Jurado

Tomo el título prestado de la pancarta que abría el desfile carnavalesco titulado Pasacalles de Carnaval, alentado por la Plataforma por Carnaval en Febrero.

El Carnaval de Cádiz terminó felizmente el domingo 13, domingo de Piñata. Ha sido un carnaval muy gaditano aunque sin concurso, ya saben ustedes por qué y quién es el culpable, pero dentro de lo posible se ha hecho hasta lo imposible. Y lo imposible era que no pasaran inadvertidas las fechas de nuestro carnaval, q    ue sería el primer paso para la destrucción, recuperar el binomio cantar-escuchar sin grandes aglomeraciones, pudiendo cantar los unos y pudiendo escuchar los otros, potenciando el disfraz individual o colectivo saboreando  el ambiente de un carnaval pelín añejo, que  no vintage, de taratachín callejero, rescatado y rejuvenecido por arte de birlibirloque con la ayuda de Momo que intercedió para que no lloviera y como pago no lo quemamos este año. Carnaval para disfrutar de nuestra fiesta que la Banda de los Malvados, ya saben a quiénes nos referimos, quieren secuestrar para soltarla en mayo-junio.

Carnaval con sus avíos, que van desde un cartel de categoría confeccionado por un artista como es Antonio González Herrera, un magnífico Pregón a cargo del conocido corista Francis Sevilla Pecci acompañado de su coro la Banda del Ilegal, coro este que no se ha ido al Carrusel de Chiclana sino que ha cantado a Cádiz en Cádiz. Que  no vale, por ejemplo, que un coro gaditano cante un tango al alcalde de Cádiz en Chiclana. Gracias a La banda del Ilegal el tango de Carnaval de Cádiz sonó en Cádiz y en sus fechas de carnaval, cuando debe estrenarse, no en verano.

La calle respondió a las pretensiones de la Plataforma y se animó con un pasacalles por el antiguo Paseo Vermú y se llenó de cuplés y pasodobles con la presencia de 152 agrupaciones callejeras y más de 60 romanceros aparte de varias antologías de autores conocidos. Hubo premios a las mejores máscaras de la calle y a los mejores establecimientos decorados carnavalescamente. Todo esto en cuatro días  tan solo, de sábado a martes de carnaval, sin la mínima ayuda municipal pero con la colaboración de las Peñas, federadas o no, Horeca y el apoyo de buena parte de la ciudadanía gaditana que dan así una bofetada sin mano a los agoreros de San Juan de Dios que han maltratado enormemente la fiesta de este año y con consecuencias negativas para el año próximo, y ahí están, los malandrines de San Juan de Dios fumándose un puro, sin pedir perdón a Cádiz, como el que oye llover, preparando un festejo que no es el Carnaval de Cádiz, que ya se ha celebrado, sino el KichiCarnaval municipal, o sea el regreso de  Las Fiestas Típicas de Carranza en versión de su discípulo SuperKichi .

No sé si el KichiAlcalde en sus ensoñaciones se le ha aparecido el fantasma de Carranza y lo ha transformado en el más anticarnavalero de la ciudad, pero lo parece. Debería lograr la catarsis de las emociones, liberar aquellas pasiones que alteran la mente o el equilibrio nervioso, enterarse por fin de que quien manda en Cádiz no es Kichiman sino el pueblo de Cádiz, los  vecinos y vecinas, como Vd. gusta repetir, quienes han respetado el Carnaval y a sus fechas, forjado año por año por los gaditanos, y desde esa  autoridad como pueblo hace lo que  le da la real gana y no le gusta actuar al dictado de ninguna prepotencia caprichosa.

Debería aprender de la lección que el vecindario gaditano le ha dado, bajarse del caballo del orgullo, de la prepotencia y del esto es lo que hay, madurar en una palabra, olvidarse de Carranza y dejar ese caballo para las ferias primaverales.

Finalmente, Alcalde, ojalá no hubiera necesidad de repetir el pensamiento que sirvió de guía de conducta carnavalesca de muchos gaditanos, el lema   EL CARNAVAL  NO SE CIERRA.

En sus manos está.

Califica

Sobre el Autor

Jose Maria Jurado

A %d blogueros les gusta esto: