DeportesLa Mirandilla

DESDE MI BANQUILLO: S.D Huesca 0 Cádiz C. de F. 2

Victoria justa y cómoda de un Cádiz que supo ejercer esta tarde del Atco Osasuna de la jornada pasada. Le sirvió la derrota de la primera jornada para saber como encarar el siguiente partido ante un rival que juega muy distinto a lo que proponen los nuestros, y lo hizo a la perfección.

Con el 1-4-2-3-1 de siempre salimos con Cifuentes en la portería, si sorpresa fue para muchos que no jugara el primer partido también lo ha sido para otros tantos que hoy lo hiciera en el titular, no porque no se lo merezca, ojo, sino porque David Gil cumplió con creces en su debut. En la línea de cuatro, Iza y el Pacha Espino en los laterales, la pareja de centrales para Cala y Marcos Mauro. En el doble pivote Josemari y el recien fichado Jonsson, en la línea de tres medias puntas Salvi y Pombo en las bandas, por el centro Alex Fdez, y de nuevo Negredo salió como referente arriba.

El partido empezó con una llegada por la banda derecha de Salvi que llega a centra al área de meta, Negredo está a punto de llegar pero el portero le gana la acción. La segunda aproximación para los nuestros terminó de la mejor manera posible. Otra vez por la banda derecha es Salvi el que asiste al Alex Fdez, este llega casi a la línea de fondo y su centro no es interceptado por Andrés Fdez, el balón después de despejarlo el portero con la mano le golpea en la rodilla y le llega cómodo a Negredo que solo tiene que empujarla a la red, corría el minuto 10 y habíamos hecho lo más difícil, ponernos por delante. A partir de ahí el Huesca quiso y no pudo, se encontró con un Cádiz muy rocoso, haciendo lo que mejor sabe ante un rival que juega a lo contrario que él. El equipo defendió con mucho orden, con una concentración fuera de toda duda con el único objetivo de no dejar pensar al contrario una vez que sobrepasaban el medio del campo. No tuvo en los primeros 45 minutos ni un despiste, y fruto de ello las ocasiones de los locales brillaban por su ausencia. En el segundo tiempo entraron de inicio, Bodiger y Fali, en la caseta se quedaron Cala y Jonsson, ambos con problemas físicos. No cambió para nada el dibujo y Fali acompañó a Marcos Mauro en el centro de la defensa y Bodiger a Josemari en el doble pivote.  No Lo veía claro Francisco el técnico local y en el 52 metió en el campo a Sergio Gómez, Joaquín Muñoz y Borja García. Tampoco los nuevos cambiaron la imagen de un Huesca que estaba a merced de un Cádiz que no estaba dispuesto a dejarse sorprender. En el 63 fuimos nosotros los que hicimos otra rotación, entró al campo Augusto Fdez en el lugar de Josemari, y cinco minutos más tarde el serbio Malbasic entra por Álvaro Negredo.

El partido siguió controlado perfectamente por el Cádiz, que seguía siendo un equipo infranqueable y a espera de tener alguna para dar el mazazo definitivo. El último cambio para nosotros fue en el 80, Iván Alejo sustituye a Salvi que andaba renqueante después de una dura entrada de un defensor. Dos minutos más tarde, en el 82, la jugada de la tarde. Malbasic recibe fuera del área en un ataque por la banda izquierda, se mete en el área con el balón controlado y sabiendo que ahí puede pasar de todo encara a su rival con descaro, y se va de él con relativa facilidad, porque un delantero ahí juega con la ventaja del error del defensor, en la marca y en la posible entrada donde puede ser objeto de penalti, su centro magistral con la pierna menos buena no es interceptado por Andrés Fdez que solo logra acariciar el balón, el remate de Pombo de cabeza sirve para hacer el segundo, de nuevo el ex del Zaragoza ha sido el mejor de los nuestros. Con la brecha en el marcador solo quedaba dejar que pasaran los minutos. Los locales solo se acercaron en una falta lateral que termina con un disparo raso que Cifuentes parece que saca desde dentro de la portería. Consulta el árbitro con el VAR y al final el colegiado va a revisar la jugada, estimando que antes el disparo a gol hay un fuera de juego y es lo que señala. Ahí se murió el partido.

Victoria clara, tan justa como merecida de un Cádiz que supo en todo momento como encarar el partido. Que jugó demostrando que para ganar un partido con claridad al fútbol se puede jugar de muchas maneras, y que haciéndolo fiel a su estilo, hoy ganó con mucha comodidad. Tres puntos que deben de tranquilizar a los más críticos y que darán mucha confianza a un recién ascendido a encarar el siguiente partido contra el Sevilla E. C. Enhorabuena y a seguir trabajando.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios