Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Deportes La Mirandilla

DESDE MI BANQUILLO: Racing de Santander 1 Cádiz C. de F. 2

Antonio Cama
Escrito por Antonio Cama

El Cádiz ganó un partido loco, que sin VAR hubiéramos ganado 0 a 2 y que con la implantación del video arbitraje ganamos en la prolongación, in-extremis 1 a 2.

En los nuestros, dos cambios con relación al último once, entró de inicio el recuperado Marcos Mauro por Fali, y Josemari que volvió al titular por primera vez esta temporada. Salimos con el el 1-4–2-3-1, con Cifuentes en la portería, defensa de cuatro para Iza Carcelén y el Pacha Espino en los laterales, pareja de centrales para Marcos Mauro y Juan Cala. En el doble pivote se vieron de nuevo viejos conocidos, Garrido y Josemari. La línea de tres por delante para Salvi y Perea en las bandas con Alex Fdez haciendo de enganche por el centro, arriba se estrenó en el titular El Choco Lozano.

El partido no fue vistoso, en ninguno de los dos tiempos, ni siquiera cuando los entrenadores refrescaron sus onces iniciales. porque le faltó fluidez en el juego, careció de ocasiones, y se veía que solo se podía decidir en algún error defensivo puntual. El Racing trató de jugar, es su estilo, pero eso cuando tienes delante un rival como el Cádiz se hace muy complicado, de hecho el equipo no sufrió apenas en casi todo el partido. Se define perfectamente lo que pasa en un campo cuando se ve que los porteros tienen muy poco trabajo.

Es muy posible que en este tipo de encuentros la calidad individual de alguno de los futbolistas que están en el campo lo desnivele todo, y eso ocurrió esta noche. Corría en el minuto 34 cuando Perea, que por momentos pecaba de individualista, recibe en el área un balón centrado desde la derecha, su control no es bueno pero su marcador no está demasiado acertado, el atacante del Cádiz se perfila para buscar la mejor posición para definir, su defensor intenta despejar la pelota pero no llega, Perea no desaprovecha el momento y se saca un disparo ajustado al palo que hace imposible la estirada de Luca Zidane. De nuevo, como en los dos últimos partidos de liga nos ponemos en ventaja en el marcador. Desde ese minuto 34 hasta el final del primer tiempo pasó lo que el Cádiz quiso que pasara, nada.

En la segunda mitad el Cádiz no hizo cambios, estaba cómodo y ganando, y cuando los partidos están así, de inicio, lo que conviene es no tocar nada.

En el minuto 66 Josemari dejó su lugar a Alejo que pasó a jugar en la banda derecha, desplazando a Salvi a la izquierda, Perea se metió a hacer la media punta por el centro y Alex Fdez bajó a jugar de medio centro emparejado con Garrido. Las cosas cambiaron poco, y el equipo siguió jugando a no dejarse dominar ni sorprender, el Cádiz se maneja bien en ese tipo de encuentros, se siente cómodo sabiendo que cuando el contrario arriesga, puede matarlos.

El entrenador local buscó frescura y experiencia en su equipo y en el minuto 58 hizo dos cambios, metió en el campo a Barral que sustituyó a un Nuha que había estado poco participativo, y sacó del terreno de juego también a Cejudo, dando entrada a David Rodriguez, con ellos dos en el campo intentaron buscar, al menos, la igualada.

Mediada la segunda mitad al Cádiz se le presenta una de esas ocasiones que buscaba. Salvi recibe una pelota en profundidad y se interna por la banda derecha, su centro al área de meta toca en un defensor racinguista, el Choco Lozano no llega al remate y la pelota es cabeceada por Alex Fdez a la red. El vídeo arbitraje en esa ocasión no está con nosotros y el árbitro lo anula después de ir a la banda a mirar la jugada, porque entiende que el Choco Lozano toca al portero en su intento de remate estorbando a Luca Zidane. Pienso, después de verla repetida de que de ninguna de las maneras el portero local hubiera interceptado el balón porque corría hacia el primer palo. A mi me pareció un gol legal a todas luces pero el árbitro no lo entendió así.

El partido siguió con las mismas sensaciones, un Racing de Santander con pocas ideas, inoperante, y un Cádiz que seguía a lo suyo, buscando de nuevo algún error defensivo local para rematarlos. Pero no ocurrió nada de eso, más bien todo lo contrario, porque en el minuto 86 tras la salida de un córner a favor del Racing, el balón toca en un jugador y es desviado golpeando en el brazo de Juan Cala. Después de revisarlo el árbitro fuera del campo considera que es penalty. David Rodriguez lo lanza, Cifuentes le adivina el sitio pero solo consigue rechazarlo, David Barral recibe el rechace y hace el empate con cierta dosis de fortuna porque el balón pasa por entre las piernas de Marcos Mauro.

Un minuto después de la igualada hace Cervera la última sustitución. Corría el minuto 87 cuando da entrada a Bodiger en el lugar de Perea, un cambio con el que se buscaba más solidez en el medio del campo para esos minutos finales del partido.  Alex de nuevo adelantó su posición para hacer la media punta por el centro y el francés se emparejó con Garrido en el doble pivote. Quedaba poco para reaccionar pero este Cádiz está demostrando que tiene fe, y echó el resto buscando  como hacerlo. Salvi recibe por la izquierda un pase en profundidad, llega antes que su par y su remate cruzado da en el palo izquierdo de la portería que defendía Luca Zidane, el rechace del poste le llega a Alejo que remata fuerte arriba, la pelota toca en un defensor y se va a córner. Pero hoy el VAR quiso ser protagonista del partido y del resultado final y le dio a los nuestros lo que le quitó en las dos ocasiones anteriores que el árbitro lo consultó. Después de analizar la jugada señala la clarísima mano del defensor Abraham Minero que de paso se va a la calle porque era la segunda amarilla que recibía. La pena máxima la ejecuta con calidad Alex Fdez que se aúpa como máximo goleador del Cádiz en lo que va de temporada.

Hoy me ratifico en la idea que tengo de no opinar nunca de los árbitros, porque el VAR nos quitó la ocasión de ponernos 0 a 2, también el vídeo-arbitraje le dio la oportunidad de que el Racing nos empatara, y cuando el partido se moría la nueva tecnología nos dio la oportunidad de poder ganarlo. De las tres veces que hoy se consultó el VAR creo que el árbitro se equivocó en el gol anulado al Cádiz, para mi legal a todas luces, en las dos restantes, una para cada equipo acertó plenamente.

Pienso que el resultado final ha sido justo, me pareció mejor el Cádiz que el Racing y por eso me parece una victoria justa. Cuatro victorias de cuatro no es broma, y el equipo demuestra en cada jornada, entrega, sacrificio y compromiso. Quizás el juego podría ser distinto, pero nadie puede asegurar que intentando jugar mejor el equipo llevaría cuatro victorias de cuatro, seguramente no.

Sobre el Autor

Antonio Cama

Antonio Cama

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: