Deportes La Mirandilla

DESDE MI BANQUILLO: CÁDIZ C- DE F. 1 VILLARREAL C. F. 0 No hay votos

Escrito por Antonio Cama

Victoria justísima y muy trabajada de un Cádiz que por fin sale del descenso, la segunda consecutiva en el Nuevo Mirandilla en esta temporada.
Siguió apostando Sergio González por el 1-4-4-2 de las últimas jornadas saliendo con Ledesma en la portería, defensa de cuatro para Akapo y El Pacha Espino en los laterales, la pareja de centrales para Luis Hernández y Chust. En el centro del campo Alejo e Idrisi ocuparon las bandas con Fede San Emeterio y Rubén Alcaraz en el doble pivote y arriba, El Choco y Negredo.

Si esta tarde hubo algún equipo que quiso ir a por el partido ese fue el Cádiz, desde los primeros compases del partido demostró que no quería especular, tanto es así que en el minuto 5 Rubén Alcaraz desde casi el centro del campo recibe un balón y trató de sorprender a Asenjo, pero su disparo al final lo pudo atajar el portero visitante. La tuvo el Pacha Espino minutos más tarde después de un pase en profundidad, el uruguayo se queda solo con Asenjo pero no alcanza a definir y su disparo de volea se va por encima del larguero. El Villarreal sin ser mejor que el Cádiz también lo intentaba y un pase en profundidad de Lo Celso deja solo a su compañero Dia, Ledesma esta muy acertado en su salida aborta la jugada. Seguía el Cádiz intentándolo y se acercaron al gol Idrissi y minutos más tarde Alejo, ninguna de las dos ocasiones se terminó bien .

No lo veía claro Emery y al inicio del segundo tiempo dio entrada a tres futbolistas, saltaron al campo Danjuma, Capone y Coquelin sustituyendo a Iborra, Parejo y Chukwueze.
Pero siguió el Cádiz a lo suyo y siendo mejor, queriendo más, y para que eso fuera así también Sergio González movió el banquillo. En el 61 entra Lucas Pérez por el amonestado Choco Lozano y en el 67 entran Sobrino y Josemari por Alejo y Fede San Emeterio.

Con los cambios el equipo siguió teniendo fe, luchando cada balón como si fuera el último e intentando de todas las maneras posibles ponerse por delante en el marcador. La tuvo Sobrino después de una internada desde el medio del campo pero su disparo desde el borde del área fue el cuerpo de Asenjo, una jugada clarísima que pudo ser gol. Al final sufrimos más de lo que la afición se merece pero también es verdad que en esa faceta estamos acostumbrados a movernos de toda la vida. La tuvimos en los minutos finales en un centro del Pacha que Sobrino no alcanza a meterla de cabeza y la siguiente de Luis Hernández con otro remate de cabeza que Asenjo tras saque de esquina que de nuevo Asenjo evita el gol.  Y cuando el partido parecía que se nos iba con un botín de un solo punto vino la jugada » mágica», Lucas Pérez llega a la línea de fondo y su centro raso es rematado con toda la fe que se puede tener en un remate por Sobrino, el balón se cuela como un misil en la portería del Villarreal un gol que nos saca del descenso y nos da vida para seguir creyendo en una salvación que sigue estando difícil. Es verdad que el calendario es muy duro, que los rivales, todos se juegan algo, pero más que nosotros, ninguno. Hoy hemos visto a un equipo que ha querido, que ha jugado hasta el último minuto sin escatimar esfuerzos y que ha tenido una fe inquebrantable, los equipos como el nuestro tienen que competir así, como lo han hecho hoy, si lo hacemos el objetivo final se puede alcanzar. ¡ Quién ha dicho miedo !.

Califica

Sobre el Autor

Antonio Cama

A %d blogueros les gusta esto: