Comentarios
DeportesLa Mirandilla

DESDE MI BANQUILLO: Cádiz C. de F. 0 Getafe C. de F. 2

El fútbol debería ser un espectáculo, pero cuando es queda solamente en intensidad deja de serlo. Eso es lo que propusieron ayer el Cádiz y el Getafe, y ganó el que supo aprovechar mejor los errores del contrario.
En el once del Cádiz, algunas novedades, en el eje de la zaga se quedaron fuera Fali y Marcos Mauro y en su lugar lo hicieron Alcalá y Juan Cala, la otra la reaparición de Salvi después de su lesión. Con estas incorporaciones el once quedó así: Ledesma en la portería, defensa de cuatro para Iza y El Pacha Espino en los laterales, Alcalá y Cala como parea de centrales, en el doble pivote Jonsoon y Alex Fdez, las bandas de inicio para Salvi y Perea, con Jairo haciendo la media punta por el centro, de referente arriba Negredo.
El rival del Cádiz ere un contrario «feo» para como le gusta jugar al Cádiz, porque es un equipo tan intenso como él pero llevando esa intensidad al máximo. El Getafe es un equipo que temporada tras temporada se ha ido afianzando en la categoría llegando a conseguir poder jugar en Europa, un equipo que se ha abierto paso entre los grandes sin hacer demasiado ruido, y venía a Carranza con nervios, después de llevar 8 jornadas sin ganar. Aunque es pronto para ponerse nervioso, los visitantes no estaban acostumbrado a ocupar los puestos bajos de la tabla. Y como equipo experto llevó el partido a su terreno, jugando a lo que mejor sabe, presionar asfixiantemente al contrario no dejando que este piense, y si hay que hacer muchas faltas, ahí son unos maestros. Así fueron pasando los minutos de un partido en el que los dos porteros eran meros espectadores. Así se comportaban los dos equipos hasta el minuto 32, en donde un ataque llevado por Cucurella y el Cucho termina con el balón en los pies de este último, su disparo desde fuera del área sorprende a Ledesma que está un par de metros delante de la línea de meta, pero el balón sin ir con demasiada potencia se le cuela por encima, pienso que la colocación del portero no era la mejor. Con el peor resultado para un equipo como el Cádiz el partido siguió con el mismo guion porque era lo que le interesaba a los visitantes. Desde el gol del Getafe hasta el final de la primera parte todo siguió como estaba, y el Cádiz seguía sin saber como hincarle el diente al rival, no era capaz de poner a prueba al portero visitante.
El inicio de la segunda mitad no trajo cambios en el Cádiz y no fue hasta el minuto 65 cuando Cervera se decide a cambiar «las formas», dando entrada a Fali, al Choco Lozano y a Álvaro Giménez, saliendo del campo, Espino, Salvi y Negredo. Con el triplete de cambios el Cádiz dejó de jugar con el 1-4-2-3-1 y pasó a hacerlo con un 1-3-5-2, el equipo jugó con 3 centrales, Alcalá, Cala y Fali, delante de ellos Iza Carcelén en una banda, Jairo en la otra ( los dos como carrileros), Jonsson, Alex Fdez y Perea por el centro y como referentes Álvaro Giménez y El Choco Lozano.
La idea era arriesgada porque en las contras que pudiera haber se quedaba el equipo con mucho espacio detrás, pero era lo que el míster entendía que tenía que hacer. Pero tampoco se notó demasiado la acumulación de hombres desde medio del campo para adelante, el Getafe es un equipo experto y se mueve bien en la pelea, las faltas siguieron cortando cualquier avance de los nuestros que dicho sea de paso nunca tuvieron las ideas muy claras para llegar. El único jugador que se veía que podía cambiar las cosas era Perea, pero ello tiene que jugar más cerca de la portería, y cuando recibía normalmente había muchos metros para llegar al área, y por muy bueno que seas, te puedes ir de uno o de dos, pero el tercero ya no te va a dejar, con todo y con eso fue el único que disparó con mucho peligro en una de sus intervenciones.
En el minuto 88 el último cambio para los nuestros, entró Malbasic para sustituir a Alex Fdez que dicho sea de paso no está en su mejor momento. Pero lejos de poder sacar algo positivo pasó que en el último minuto del descuento otra pérdida de balón en el medio del campo es aprovechada por los visitantes para montar una contra que les sale perfecta, Nyon entra desde la línea de medios al área conduciendo sin que nadie lo intercepte y su pase atrás es rematado por Maksimovic a puerta vacía para hacer el segundo, no hubo tiempo para más.
Quizás haya sido este el partido más difícil que haya jugado el Cádiz como local porque el rival no le permitió hacer nada de lo que mejor sabe hacer, no es fácil jugar contra un equipo que no te deja y que cuando tienes ocasión de salir inmediatamente corta el juego haciendo innumerables faltas, prueba de ello que a la hora de partido ya tenían a cuatro jugadores amonestados.
El partido lo ganó quien acertó, quien supo ponerse por delante y blindar después su portería. Pienso que el primer gol es evitable y eso marcó la trayectoria del partido, después el segundo también es otro error en la salida del balón, y cuando juegas con tres centrales y estás sacando el balón si te equivocas la pena puede ser la máxima y ahí no perdonaron, tampoco había tiempo para más.
El próximo rival, el Betis, que está a dos puntos por debajo de nosotros y a los mismos del descenso, un equipo que no está en su mejor memento yq ue tiene una gran plantilla y un magnífico entrenador. Es hora de olvidarse del último partido y preparar este con las garantías de hacer las cosas como queremos.

Comentarios desde Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: