DeportesLa Mirandilla

DESDE MI BANQUILLO: Cádiz C. de F. 0 C. D. Tenerife 2.

La Crónica de Antonio Cama

Paso atrás de un Cádiz que en líneas generales hizo un mal partido, un choque que estuvo muy condicionado por la expulsión de Josemari en el minuto 24  tras una entrada evitable, inoportuna e innecesaria, en una zona del campo donde la jugada no acarreaba ningún peligro para nuestra portería. Hay quien asegura que la roja es excesiva, que con una amarilla hubiera bastado, pero la verdad es que el árbitro estaba a un metro, y estoy convencido de que si el Cádiz la recurre no se la quitarán.

El once de esta tarde para un 1-4-2-3-1 fue para Cifuentes en la portería, línea de cuatro para Iza Carcelén y el Pacha Espino en los laterales, pareja de centrales para Fali y Marcos Mauro, en el doble pivote Josemari y Bodiger, línea de tres por delante con Salvi y Jurado en las bandas con Alex Fdez por detrás del Choco Lozano que fue el hombre referente arriba

Antes de la expulsión del roteño este salvó bajo los palos un cabezazo de Alex Muñoz, aunque también Cifuentes se había lanzado por si Josemari no la sacaba. El Tenerife supo  gestionar inteligentemente la ventaja de jugar con uno más y nunca perdió la compostura, no se volvió loco y aprovechó dos de las ocasiones que tuvo. La expulsión de Josemari obligó a Cervera a plantarse con 1-4-4-1, para ello la línea de atrás quedó como estaba, pasando Salvi, Bodiger, Alex Fdez y Jurado a formar esa segunda línea en medio del campo, siguiendo el Choco de referente. Con este dibujo perdimos la media punta por el centro al bajar Alex Fdez al medio del campo.

El Tenerife llegó a Carranza después de hacer un gran inicio de reanudación del campeonato, un empate ante el Málaga, y tres victorias consecutivas con la de hoy, Racing, Mirandés y la de esta tarde en Carranza, 10 puntos de 12 disputados que lo dejan a dos puntos de disputar la fase de ascenso. Demostraron los tinerfeños estar muy en forma, y encima se encontraron con que pudo jugar con un hombre más 70 minutos del partido.También hay que decir que no todos los equipos son capaces de hacer lo que han hecho hoy los tinerfeños en Carranza aunque lo hagan con un hombre más. Se le pusieron mejor todavía a los visitantes cuando a falta de tres minutos para el descanso Dani Gómez recibe en el segundo palo un centro lateral que se había paseado por el área después de tocar en un defensor nuestro, el delantero sin ninguna oposición solo tiene que empujarla a la red. Con el cero a uno se fueron los dos equipos al vestuario y Cervera movió el banquillo, hizo un par de cambios quedándose en la caseta el Choco Lozano y Jurado y entraron al campo Nano Mesa y Álvaro Giménez. Con estas sustituciones refrescó el ataque intentando que el equipo tuviera más presencia en el área rival. Pero una cosa es lo que un entrenador intenta cuando hace cambios y otra cosa es lo que se refleja en el campo con los mismos. Hoy no sirvieron para que el equipo mostrara otra cara, siguió cometiendo los mismos errores, tanto es así que a los dos minutos del inicio de la segunda mitad de nuevo marcan los visitantes tras un centro desde la derecha que de nuevo Dani Gómez, esta vez de cabeza envía a la red sin que nadie lo pueda evitar. Es obvio que levantar cabeza después de una expulsión, y dos goles en menos de cinco minutos es tarea más que complicada. Y a medida que pasaban los minutos se palpaba la dificultad que tenía el equipo para intentar al menos acortar distancias. Siguió Cervera intentándolo a modo de cambios y dio entrada al canterano Sergio González para sustituir al Pacha Espino, recompuso la defensa poniendo a Salvi en el lateral izquierdo y a Sergio acompañando a Alex Fdez y a Bodiger en el centro del campo. Pero el equipo siguió sin dar «señales de vida», y de nuevo el míster intentó cambiar la cara del mismo dando entrada a Pombo y a Perea saliendo del campo Alex Fdez y Bodiger. Con toda esa artillería ofensiva en el terreno de juego tampoco supimos inquietar al rival, hoy no era el día. Si pudieron los visitantes hacer la herida más grande y fallaron un par de ocasiones bastante claras que no fueron capaces de culminar.

La imagen que deja este partido es la de un equipo sin poder de reacción que jugó contra otro que se vio mucho mejor en todas las facetas del juego. Tampoco hay que darle más vueltas al mismo y pensar que dentro de pocos días tendremos otra oportunidad de seguir dando pasos para conseguir el objetivo ansiado del ascenso directo, las matemáticas nos dicen que dependemos únicamente de lo que podamos hacer nosotros, si no fallamos, lo conseguiremos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios