Comentarios
DeportesLa Mirandilla

Desde mi banquillo Alavés 1 Cádiz C. de F. 1

– DESDE MI BANQUILLO:

Alavés 1 Cádiz C. de F. 1

El Cádiz arañó un punto en Mendizorroza que vale su peso en oro en un partido en donde los dos equipos jugaron con demasiado respeto a su rival. El partido como de esperaba no careció de intensidad, pero si faltaron ocasiones y juego, la igualdad fue tan extrema que incluso ambos equipos solo pudieron marcar desde los 11 metros, de penalti.
La alineación del Cádiz estaba condicionada por la falta de un lateral derecho, ya que Carcelén y Akapo estaban en el dique seco. Cervera se decantó por poner a Fali en esa posición. Con este inconveniente salimos con Ledesma en la portería, defensa de cuatro para Fali y Espino en los laterales, y Marcos Mauro junto a Cala como pareja de centrales. En el centro del campo una línea de cinco hombres en donde Josemari y Jonsoon jugaron en el doble pivote, Alex Fdez, Perea y Sobrino formaron una línea arropando al medio del campo y Negredo como referente.

El «experimento» en el lateral derecho no le duró demasiado Cervera porque a los 4 minutos del inicio del partido Marcos Mauro se lesionó y tuvo que abandonar el campo. Salvi, que en un principio parecía la alternativa a las bajas de los lesionados tuvo que entrar para sustituir al argentino pasando Fali a jugar junto a Cala en el eje de la zaga.

El partido era vital para los dos equipos que luchan por el mismo objetivo, a estas alturas de la competición mucho más para el Alavés que ocupaba puestos de descenso. La primera ocasión la tuvieron los locales en una indecisa salida de Ledesma que Joselu no aprovechó por muy poco. En los primero 30 minutos pasó poco en las áreas, hubo tímidos acercamientos por ambos bandos, Josemari lo intentó desde lejos sin resultado, y Perea en dos ocasiones pero sin inquietar demasiado a Pacheco. Todo estaba «tranquilo» hasta que en el minuto 35 en un balón al área es tocado por Salvi con el brazo, el árbitro no duda en señalar el penalti y Joselu no desaprovecha la ocasión para poner por delante a los locales. Con el marcador por detrás la tuvo Negredo antes de acabar la primera mitad pero un defensor evita la ocasión enviando el balón a córner.

En la segunda parte y con el marcador por detrás al Cádiz no le quedaba otra que jugar distinta a como le gusta, y el Alavés la encaró jugando a esperar con muchos hombres por detrás del balón y aprovechar alguna de las contras que pudiera hacer. Pero al Cádiz últimamente le cuesta un mundo llegar, entre otras cosas porque Perea y Alex Fdez en el juego más ofensivo aparecen poco. Solo Negredo en un centro al área estuvo a punto de rematar de espalda a la portería pero no estuvo acertado.

Hasta el minuto 64 no nos aceramos de nuevo, y tampoco fue precisamente una llegada clara, esta ves es Josemari quien prueba fortuna desde muy lejos y la jugada no tiene trascendencia ninguna. El partido estaba para como quería el Alavés, un equipo que ganaba y que tenía delante a otro que le cuesta un mundo crear ocasiones y sobre todo marcar. Álvaro Cervera refresca el ataque y en el minuto 82 da entrada a Malbasic y a Saponjic saliendo del campo Rubén Sobrino y Negredo. Y un minuto después de este cambio » se nos aparece la Virgen», en un balón al área que Cala pelea para rematarlo, el defensor Manu golpea con el codo a Cala y el árbitro no duda en señalar la pena máxima, un penalti que Alex transforma para hacer el empate. El partido cambió de decoración porque además del gol en contra Manu vio la segunda amarilla y el Alavés se quedó con un hombre menos en el campo. Los locales tiraron de coraje en esos últimos minutos pero fue el Cádiz el que pudo hacer más daño si Malbasic aprovecha en los minutos finales una ocasión clamorosa que no acertó a rematar delante de Pacheco. En el descuento Cervera saca a jugar a Garrido y a Jairo sustituyendo a Perea y a Josemari, dos cambios que sirvieron para parar un poco los ataques desordenados de un Alavés que perdía dos puntos que casi tenía en el bolsillo. El partido no dio para más y el Cádiz mantiene su distancia con los locales y con el gol-average particular a nuestro favor también.

La próxima jornada nos medimos ante un siempre difícil Villarreal que pelea por meterse entre los equipos que jugarán en Europa. Hoy hemos sumado ante un rival directo al que tenemos por debajo y eso siempre es importante, aunque las sensaciones y el juego no hayan sido las mejores. Pero miremos el lado positivo, estamos a 6 puntos del descenso y queda una jornada menos.

Comentarios desde Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: