Actualidad Al Liquindoi

De torrijas… 5/5 (1)

Escrito por Profesor Cascano

Hubo un tiempo, cuentan, que teníamos tantas ganas de democracia que llegamos a creernos incluso a los políticos novatos que por afán de servicio se comprometían a defender sus ideas sin trincar como diría El Beni.

Al menos su idealismo aparecía, en unos más que en otros ya que las «unas» y «otras» escaseaban en la política.
Parece que en esto, solo en esto, hemos mejorado con la participación igualitaria aunque lo estropea el abuso de lo «políticamente correcto» con cansinas letanías contra el heteropatriarcado, el machismo y no sé cuántas consignas que habitan y vomitan en el censo electoral.

Ahora entre la derechona y la Terechona nos obligan a posicionarnos en un estúpido funambulismo de estudiadas puestas en escena y ridículos postureos ante un decorado de cartón donde lo mismo levanta su puñito cerrado una pija concejala que tenemos que soportar a una candidata ultraconservadora que «defienda» con la boquita emprestá la lucha obrera en la bahía gaditana entre un concierto de eses amenazantes.
Resulta todo más falso que un euro de chocolate.

¿Se trata de hacernos creer que debemos combatir contra terribles molinos racistas donde solo existe la industria interesada de la alternancia política que desemboca en el amiguismo y su correspondiente colocación a dedo en las esferas institucionales?

Cualquier candidatura que maquille el aparente interés de vivir de la política a costa de la demagogia está condenada al fracaso.
Y con este desolador panorama huérfano de pragmáticas soluciones a los verdaderas intereses de la ciudadanía que menos que echarle una mijita de arte a tanto forzado teatro en la cuna del carnaval: el auténtico, no el teledirigido y manipulado. Esquilo, Sófocles y Eurípides serían ahora simples becarios de la impostura y el despropósito.
Y de postre:
¿Sabe alguien hacer torrijas?

Califica

Sobre el Autor

Profesor Cascano

A %d blogueros les gusta esto: