Listo los de Atrás Semana Santa

CARRERA OFICIAL, FRACASO TOTAL No hay votos

Escrito por Pablo M Sanchez

Van pasando los años y cada primavera se demuestra, sin ningún genero de dudas, que la actual y moderna Carrera Oficial es una tremenda equivocación, un laberinto sinsentido y una alteración grave en los tradicionales cortejos de la Semana Santa de Cádiz.

 

Pero antes de exponer y razonar, hay que destacar el tremendo, excesivo y caprichoso castigo infringido a la Cofradía del Perdón obligándola a procesionar fuera de su horario estatutario y tradicional por mor, como se dijo, de una supuesta espera que vaciaba las sillas y palcos; comprobándose ahora que hay menos gente en Carrera Oficial que cuando salía a las tres de la mañana.

 

La Carrera Oficial, como su nombre indica, es un recorrido lineal no un bucle en que se forma una “pescadilla que se muerde la cola”. No tiene ninguna lógica que la Catedral esté en medio del itinerario oficial. La tradición y geografía de Cádiz nos señala que empezar (lo primero el principal motivo) haciendo Estación de Penitencia y luego seguir hacia la parte noble de la Ciudad. Una Carrera que perjudica al 90% de las Hermandades y que encierra peligrosamente al público en el exiguo espacio que va de San Juan de Dios a Palillero; una persona que se encuentre en la Plaza del Cañón o en Cristóbal Colón tiene serias dificultades de movilidad y los servicios de urgencias muy difícil su trabajo.

 

Pero además, estéticamente, queda bajo mínimos con los numerosos cruces, infinitos pasos de Cofradías hasta tres veces por el mismo punto con la amarga sensación de estar 3 horas después en el mismo sitio. Sumado al discurrir por lugares excesivamente amplios y desabridos que se alejan de lo que es la tradición e historia de la Semana Santa en Andalucía Occidental. Siempre se habla de lo bonito y adecuado de las calles recogidas e incluso estrechas: Aquí no hay Tronos como para convertir Canalejas en Málaga como sueñan algunos “liendris iluminatis” y que sólo servirá para coger un ponientazo y que acampe la gente en los jardines cual las Canteras. 

 

Sumado todo a la desaparición de Nueva como calle cofrade y en la que al pasar por segunda vez el supuesto ambiente “semanasantero” se ve empañado por pilas de sillas, suciedad y reposteros desordenados y movidos. Una Carrera que, al tener una estatua en medio obliga a una “chicane” innecesaria y feísima en el desarrollo de un cortejo.

 

La Mayoría de los cofrades lo saben, pero el miedo a represalias -ejemplificadas en el caso Perdón- hace que los Hermanos Mayores se callen y voten en contra de sus ideas y el del bien de sus Hermanos a quien representan. Cuando no, otros, que se han dejado convencer por el “lobby” de los que poco están en Cádiz y denigran a la mínima a su tierra. Victimas de un acomplejamiento pueblerino. Estos males, que asolan a la Semana Santa, vienen desde que “convencieron” y colaboraron para cargarse la otrora Madrugá Gaditana además de crear la fantasiosa sensación de Puerta Tierra cofrade y cuyo único interés es ver pasos correteando.

 

Por mucho que los voceros y palmeros aireen las virtudes en la prensa todo cofrade sabe, además del público, que es totalmente inviable. Virtudes que se limitan a ganar una “mijita” más que antes y a contentar a ciertos “lobbys” deseosos de abandonar la Ciudad cuanto antes. Aunque ahora andan liados con la “Operación Trabajadera”…

 

Estética, Operatividad, Seguridad y Movilidad brillan por su ausencia en la actual Carrera. Por eso, desde aquí, se aboga por volver al recorrido tradicional con ciertos cambios. Se podría, o no, empezar en Pelota y continuar hasta Palillero dejando la calle Ancha libre a elección. Porque, si se quería mejorar, solo había que dignificar Santiago, palcos y embellecimiento de Candelaria, Montañés y reorganizar Palillero, pudiendo estar la Tribuna en Candelaria, ¿por qué no?

 

Queda tiempo y nunca se ha dudado del trabajo que se realiza por parte de los implicados cuya buena voluntad no se discute, aunque estemos en desacuerdo hay que agradecer el tiempo dedicado. 

 

Queda tiempo… pero “habemus magna”…

 

 

Califica

Sobre el Autor

Pablo M Sanchez

A %d blogueros les gusta esto: