Comentarios
3X4Carnaval

Carnaval 2022, Inmunizados Galácticos

por Pablo M. sánchez

Con el malgusto de no haber vivido un Domingo de Piñata en condiciones, con las calles vacías, los oídos silentes y las emociones huérfanas, toca coger a “la Bruja Piti por la Escoba” y ponerse ya, pero que ya mismo a trabajar por el que se antoja complicado escenario del Falla 2022.

 

Es el momento, no se puede esperar más y es el Ayuntamiento el que debe de liderar ya reuniones, mesas de trabajo, consultas, opiniones de todos los implicados. Todo el mundo en Cádiz sabe a quien hay que llamar, pedir opinión y hacer caso. Más allá de la política y colectivos, con un año que se ha tenido para pensar, debe de hacerse por primera vez un reglamento duradero en el tiempo y establecerse que Carnaval queremos en las calles. No tendremos otra ocasión igual.

 

¿Lo dejaremos todo para mañana de nuevo?, ¿Llegaremos a septiembre sin tenerlo claro?…

 

 

Básicamente en el Concurso del Falla -odio lo que suene a COAC- se debería de premiar importantemente el “Gaditanismo”, todo sabemos lo que es, cualquier gaditano que sea jurado lo sabría, cualquiera sentiría -como decía el Quini- cuando se le eriza el cuello por detrás ante una letra y unas notas que destilan Cádiz.

 

Y, al hilo de esto, cabe solucionar ya el problema de la masificación de agrupaciones -sobre todo foráneas de “foréa”- que suelen venir como a una especie de Eurovisión Carnavalesca con el afán de prestigio local y contractual. Sin ningún sentimiento puro Gaditano y con unas formas de imitación (en muchos casos tirando de autores de Cádiz) que no por formalmente “académicas” son gaditanas. Es como si un grupo nos presentamos al concurso de Corales de San Sebastián, lo podremos imitar pero no sonaremos jamás a la Concha.

 

Esta “festivilización” del Falla ha hecho un daño terrible a las tradicionales agrupaciones históricas que han venido siempre de la Bahía y la Janda, han llevado a la desaparición de las Comparsas del Puerto, las Chirigotas y Coros de la Isla o el Coro del Puerto Real; que siempre fueron del agrado capitalino.

 

Todo esto me lleva a la necesaria división entre Agrupaciones de la Bahía o Provinciales y Agrupaciones Nacionales, compitiendo juntas pero con Premios separados. Como apuntaba recientemente el gran Gómez, que señalaba que hasta en los Oscars tienen una categoría de películas extranjeras.

 

Se debería establecer la defensa y cuidado del Tango, el mimo a los Coros y un reparto de entradas entre la gente de la Bahía al menos, que aprecia todas las modalidades. En el Falla caben los que caben y se debería de vender todo en Taquilla; que esto no es el Concierto de Año Nuevo de Viena que hay lista de Japoneses en espera hasta 2056.

 

Amén de reducir las sesiones en el Coliseo y crear unas preliminares en auditorios incluso fuera de Cádiz, estableciendo sólo unos Cuartos y unas Dobles Semifinales donde las Semifinalistas del año anterior empezarían a competir en cuartos. Si el dinero recaudado es lo que preocupa, con los derechos de Televisión y Redes debería compensarse con holgura.

 

Regular que los repertorios fueran lo que han sido siempre, puntuando con gran diferencia Tango, Pasodoble, Cuplé y Parodia. Volver al Popurrí en Cuartetos, exigir -como en los Romanceros- la rima estricta en los cuartetos, porque ese es el sello de los Cuartetos de Cádiz, esto no es el Club de la Comedia.

 

 

Arrastrar las puntuaciones y no vendría mal que el Jurado no viera, sólo escuchara la primera actuación de Cuartos, porque esto es un concurso de COPLAS.

 

 

Dejarse de inventos que esto está inventado hace mucho tiempo y tiene su “religión, culto y profeta”

 

Es necesario crear también un ambiente adecuado en la calle para que puedan expresarse con comodidad esa joya que tenemos de las Callejeras; huyendo de promover “botellonas”, diversificando la oferta, repartiendo los horarios y actuaciones por todo Cádiz, dignificando los Tablaos más allá de la banderola de publicidad (no estaría mal un concurso de Tablaos que hasta se podría llamar “Premio Antonio Accame”) lo cual también daría oportunidad a los artesanos de la ciudad.

 

Crear, lejos del ambiente carnavalesco, una zona de Carpas en el Muelle con actuaciones continuas que despejen el Casco Antiguo de otro público menos carnavalesco. Favorecer a la maltrecha hostelería local desistalando y vigilando a todos los que no estén autorizados para dicha actividad.

 

Queda tiempo, ¿Habrá intención?  Aunque sea por una vez… o como decía el celebrado Cuplé del Gran Circo Guatifó “en Cádiz lo dejamos todo para mañana”

 

Comentarios desde Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: