Listo los de Atrás Semana Santa

Calendario Gaditano 2022…

Escrito por Pablo M Sanchéz

Ayer fue un día de emociones encontradas y sentimientos esperanzados, con la mirada puesta en la ansiada normalidad porque el común mortal gaditano ya está hasta el mismo “protocolo”.

Al esperado anuncio por la mañana de la vuelta de las Procesiones, se unió en la tarde el sorpresivo anuncio del Carnaval de febrero en verano.

 

Pero empecemos por lo primero que no será lo primero, sino lo último: el Carnaval. Al parecer a la asamblea en la que se ha decidido sólo han podido asistir autores y directores de los últimos COAC exclusivamente, decidiendo en pocos minutos el traslado del Carnaval a Verano. Tan a la bulla se ha hecho que ni siquiera han caído en que el último Domingo -de Piñata- es el de Corpus, ese Corpus que se intenta revitalizar y que otrora fue la primera fiesta de la ciudad.

 

Los del COAC han decidido por autores retirados con gran experiencia y autoridad, han decidido por expertos en lides organizativas y colectivos ligados a la fiesta. Para señalar en el calendario el Carnaval en la calle no se ha contado con las callejeras y romanceros, y de muchos es sabido que la mayoría de estas agrupaciones saldrán en su fecha a cantar por las calles, cosa que nadie podrá impedir si siguen los buenos datos y no hay ninguna restricción sanitaria.

 

Parece, quedando seis meses aún, al menos precipitado el cambiar de fecha, más hoy que la Junta ha autorizado el aforo del 100% en Cines y Teatros, más después de ver como ha estado Cádiz en Verano, más después de ver Estadios, Conciertos y Plazas de Toros. Es que no beneficia ni a las agrupaciones del COAC que tendrán sólo 270 días para ensayar y actuar hasta 2023.

 

Se ha tenido en cuenta la coincidencia con comuniones y final del calendario escolar de las agrupaciones de la cantera… y con el calendario final de los universitarios que salen el carnaval.

Amén del Corpus, la coincidencia con la Feria de Chiclana, la temporada de playas… porque éste verano se ha demostrado (colas y aparcamiento) que las infraestructuras de la ciudad y la provincia no están preparadas.

 

La Final en dos días es un sinsentido más, en todo caso podían haberla puesto de de 3 agrupaciones modalidad. Se ha tenido en cuenta que en la erizá van a tener que dar caracoles y los Dedócratas tendrán que dar Topolinos… Que aunque parezca broma, nos habla de la cantidad de eventos típicos, concursos y actos que tendrían que reinventarse. Porque el Carnaval no es sólo el COAC.

 

Pero todo esto parte del temor, que puede ser incluso acertado, a una sexta ola tras la navidad. Aunque, pienso, que habría margen de maniobra para reaccionar y entonces, sólo entonces retrasarlo.

 

Y así llegamos a la Semana Santa que ayer vivió un “pistoletazo” de salida para 2022 que da ilusión pero que no aclara nada. Porque, no nos engañemos, lo que se quiere es ver la Semana Santa de siempre; con pasos, cargadores y bandas. Decisión esta que quedaría en manos del Obispo (miedo da) y de las autoridades.

 

La forma auténtica y tradicional de cargar en Cádiz es uno de los motivos, mientras el millón de andaluces insolidarios negacionistas se nieguen a vacunarse, que siembra un real riesgo sanitario. De nada vale el Test 24 horas antes de cargar si en la tarde ves una procesión al lado de un contagiado y, además, teniendo en cuenta que de momento los niños menores de 12 años no están vacunados siendo estos parte de numerosas familias gaditanas.

 

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo un paso de Gloria en un barrio que cinco Cofradías completas en el Casco Antiguo. Muchos habrán pensado que la situación sería entonces la misma para la ciudad en Carnaval, pero en el fondo todo dependerá de la situación sanitaria y en ambos casos quedan meses como para tomar una decisión a todas luces precipitada.

 

Tan precipitada que no se ha tenido en cuenta la celebración del Corpus, siendo aún más grave que gran parte de la organización es del propio Ayuntamiento. Viendo la decisión de los pocos “asambleístas” se hace inviable los traslados de la Patrona, los Altares, la decoración y propia procesión del Corpus.

 

 

Lo único que toca es seguir observando las medidas “Distancia, Mascarilla, Higiene” a la espera que la vacunación y posible tercera dosis nos conduzca al final de la pesadilla. Así como pedir al Ayuntamiento que rectifique una decisión tomada por pocos y a la bulla. Poner el Carnaval en su fecha -de momento- que queda tiempo de maniobra y que si no puede ser, como estamos acostumbrados, la Semana Santa 2022 tampoco pasa nada porque esperemos unos meses más para tener el Carnaval al que estamos acostumbrados. Lo Primero la Salud.

 

 

Pablo M. Sánchez

 

Sobre el Autor

Pablo M Sanchéz

Deja un Comentario

A %d blogueros les gusta esto: