Carnaval 3X4

Sobre el Pasodoble

Paco Rosado
Escrito por Paco Rosado

Capítulo 1º

¿Es lícito imitar?

Cuando me enfrenté por primera vez a la misión irrenunciable de componer un pasodoble (hablo de Los cruzados…Y digo irrenunciable porque ante un grupo de amigos dije que yo sabía hacer un pasodoble) se me planteó el dilema de si hacer algo que no sonara a nada o un mamarracho que sonara a todo. Me puse manos a la obra y creo que di con una cosa que cumplía con el objetivo de ‘sonar’ un poco a lo de siempre y, al mismo tiempo, no tener copias evidentes. Pero tenía clara una cosa: una música de Carnaval puede ser más o menos bonita: tener más o menos calidad; pero no nos debe sonar nunca a extraña. El plagio no es de recibo y nunca se debe copiar, pero si una música de carnaval no suena a carnaval, no vale nada. Así que hubiera preferido que me hubiera salido un popurrí de pasodobles antiguos, que algo que no me pareciera familiar.

Siempre he dicho y seguiré diciendo que los autores de música de Carnaval no creamos, sino que recordamos. Cuando componemos una melodía lo que estamos haciendo es dar una apariencia nueva a esos posos que  en nuestra memoria fueron dejando nuestros maestros. Así, por un lado conservamos y por otro aportamos nuestro estilo particular.

Nos pasamos la vida, afortunadamente, escuchando y asimilando una cantidad ingente de música de innumerables estilos. Pero cuando escuchamos un pasodoble, sabemos que estamos escuchando algo con una personalidad distinta a lo demás ¿Por qué arrebatarle esa personalidad? Ya se sabe que lo que hoy es tradicional tuvo un punto de partida; un comienzo. La estética de la música de Carnaval parte de un individuo y un tiempo determinados; pero si esa estética se repite, se multiplica y cala en la gente, se va produciendo una simbiosis: la música impregna nuestra forma de ser y, al mismo tiempo, nuestro carácter va influyendo en ella hasta que se convierte en autóctona: imposible de separarla de nosotros.

Sin embargo, al oír algunas músicas tan exóticas, uno se pregunta en qué músicas bebieron sus autores y por qué, en nombre de la originalidad, atacan los pilares de la esencia. Por eso me obligo yo mismo a afirmar que vale mil veces más imitar a un maestro, que intentar un rompimiento con lo anterior cortando las raíces.

…continuará

Sobre el Autor

Paco Rosado

Paco Rosado

Deja un Comentario