Deportes La Mirandilla

Real Valladolid 1 Cádiz C. de Fútbol 1. La crónica de Antonio Cama.

Antonio Cama
Escrito por Antonio Cama

Empate con sabor a victoria en un partido muy intenso, tremendamente igualado, y en el que los dos equipos hicieron méritos suficientes para no perder.
El Cádiz salió con Cifuentes en la portería, línea de cuatro con Correa y Brian en los laterales, pareja de centrales para Servando y Marcos Mauro. Un doble pivote con Garrido y Abdullah, una línea de tres medias puntas, las bandas, para Salvi en la derecha y un sacrificado Barral en la izquierda, y Alex Fdez por el centro, como hombre punta Carrillo.
El partido tuvo un ritmo muy intenso desde el primer minuto, porque ninguno de los dos equipos quería verse sorprendido por el contrario. El clásico partido de la liga 123 entre dos rivales que se están jugando mucho para conseguir sus objetivos, y en el que se premia más, mucho más, los puntos, que la forma de conseguirlos.
En los primeros 45 minutos de partido los porteros casi no intervinieron, fruto de la generosidad en el trabajo defensivo de todos los futbolistas. Los acercamientos con peligro a ambas áreas fueron contados, y las ocasiones no llegaron por parte de ninguno. Un remate de cabeza de Garrido a la salida de un córner en el minuto 20 fue lo más peligroso por nuestra parte.
El punto de hoy no sabe tan amargo como los otros cuatro empates ante el Huesca, Rayo, Almería y Sporting. El quinto, este de esta jornada deja muy buen sabor de boca, porque el contrario se podía poner a un solo punto de nosotros, y por el minuto en el que se consiguió el mismo.
En el segundo tiempo dimos un pasito adelante y ya en el primer minuto Barral remata de cabeza fuera con mucho peligro. Pero paradojas del fútbol, cuando más intención tenemos de llegar nosotros, nos hacen el uno a cero. La jugada del gol viene precedida de un desajuste defensivo, un error que no suele cometer casi nunca un equipo como el Cádiz. Corría el minuto 58 cuando el Valladolid se aprovecha de la facilidad que la defensa da para circular el balón dentro del área, la pelota llega cómoda a Toni Martinez y este no desaprovecha el regalo para hacer el uno a cero que les pone en ventaja en el marcador. Un Toni Martinez que dos minutos más tarde dejó el terreno de juego lesionado, el delantero del Valladolid es sustituido por el gaditano Chris Ramos, exjugador de la cantera cadista y del C. D. San Fernando.
Con el marcador por detrás siguió el Cádiz siendo ambicioso, con una clara intención de ir a por el partido, y los cambios así lo demuestran. Cinco minutos después del gol, Cervera mueve ficha y mete al campo a Romera y Perea, que entran en sustitución de un Barral, muy sacrificado en la banda, y del amonestado Garrido, que se perderá el partido del próximo Domingo en Albacete. Los cambios dieron muchísima más mordiente al equipo y a medida que pasaban los minutos el Cádiz fue arrinconando al Valladolid que solo se limitaba a sacarse el balón de encima sin intentar hacer ataques largos. La salida de Eugeni por Abdullah en el 79 fue el último cartucho que quemó Cervera para intentar sacar un resultado positivo.
El Valladolid se sacudía el acoso del Cádiz como podía, y solo en el 80, Toni Villa, en otro fallo defensivo está a punto de hacer el segundo, con un disparo desde fuera del área que sale lamiendo el poste derecho de la portería de Cifuentes. Desde ahí hasta el final, sacamos varios córners y faltas laterales, en una de ellas, pasado el minuto 90 es Eugeni el que la pone al segundo palo, y Servando se saca un cabezazo perfecto que entra rozando el poste izquierdo de la portería de Masip sin que este pueda hacer nada por evitarlo. Un empate muy justo, que sabe mucho mejor que los conseguidos en otros partidos anteriores. Este punto nos sirve para no salir de puestos de play off de ascenso otra jornada más, aunque el Oviedo gane su partido de esta jornada en Soria ante el Numancia.
La verdad es que va a costar caro llegar a jugar la fase de ascenso porque desde el noveno que es el Valladolid hasta el cuarto que somos nosotros solo hay 4 puntos de diferencia. La semana que viene visitamos al Albacete, un equipo que prácticamente tiene conseguida la salvación, pero que querrá asegurársela matemáticamente lo más pronto posible.

Sobre el Autor

Antonio Cama

Antonio Cama

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: