Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Actualidad Al Liquindoi Sacando Tono

Presidente?… ¿O Presidenta? (Un cambio necesario)

Redacción
Escrito por Redacción

¿Presidente?… ¿O Presidenta?
(Un cambio necesario)

Durante las Fiestas Típicas el presidente de jurado del Coac y sus vocales eran nombrados a dedo por el alcalde franquista.
Cuando llegó la democracia los vocales empezaron a ser votados por los representantes de las Agrupaciones a concurso en un acto que se celebraba en el salón de plenos municipal pero siguiendo el nombramiento del presidente en las manos del político de turno. Ya se sabe aquello tan manido: democracia sí pero hasta cierto punto.
De ahí se pasó a que la persona que presidiera el jurado del Concurso del Gran Teatro Falla tuviera además la libertad de elegir a su propio jurado.
Cuestión de lógica, no baladí, si se lleva a cabo con las debidas garantías de independencia y sin que mediaran intereses ajenos a la propia organización: el Ayuntamiento de Cádiz.
Últimamente se quiere presentar como muy democrático que representantes de asociaciones carnavalescas (algunas carentes de respaldo y vida propia) cocinen en su propia olla tales nombramientos por motivos que se nos escapan al común de los aficionados a esta gran fiesta.
Lo lógico sería que ya que el ayuntamiento hace dejación de este importante asunto, abierto a las propuestas de tales asociaciones, fueran los propios “representantes legales” de todas y cada una de las Agrupaciones quienes eligieran por votación al presidente o presidenta cada año; durante o después del sorteo para las respectivas actuaciones.
Este mismo sistema debiera adoptarse para el jurado del Coac Infantil y juvenil. Dejando libertad para que asociaciones que tanto presumen de tener cierta relevancia y peso en el carnaval presentasen sus respectivas candidaturas.
Así comprobariamos, además del presumible respaldo de la persona elegida en función del número de apoyos recibidos, el grado de representatividad real de cada asociación.
Este sistema desmontaría bastantes fantasmas y probablemente dejarían de funcionar ciertos clanes y mesas camilla en torno a este asunto.

Marqués de Entrecomillas.

Sobre el Autor

Redacción

Redacción

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: