Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Actualidad Deportes La Mirandilla

DESDE MI BANQUILLO: Granada C. F. 1 CáDIZ C. F. 1

Antonio Cama
Escrito por Antonio Cama

DESDE MI BANQUILLO:

Granada C. F. 1 CáDIZ C. F. 1

«Puntazo» del Cádiz en Granada en un partido en el que los locales se jugaban el ascenso directo a Primera División. Mientras el Cádiz jugaba su partido el Oviedo hacía lo propio en Tenerife, y todos estábamos muy pendientes de lo que ocurría en las Islas Canarias.
El partido fue como todos los encuentros que se disputan en esta liga 123, un partido muy físico entre dos equipos que se jugaban algo más que los puntos. Los locales ser equipo de Primera si ganaban y los nuestros continuar en zona de fase de ascenso a falta de dos partidos más una vez acabado el que jugaban.
Con esas perspectivas el Cádiz salió con alguna novedad, en la portería Cifuentes, defensa de cuatro para Correa y Espino que volvía al once después de muchas jornadas fuera, en el eje de la zaga, repitieron Fali y kecojevic. En el doble pivote Garrido y Edu Ramos que suplió a Josemari que se quedó fuera por lesión, en las bandas, la vuelta de Salvi y Jairo, y dos hombres más adelantados, Lekic que volvió después de muchas jornadas fuera y Machis.
Hoy no era partido para fallar, si no lo hacías dejarías de depender de lo que hicieran los demás y el Cádiz no falló. Pero no empezaron bien las cosas para los nuestros porque a los tres minutos de partido Edu Ramos sufre un esguince de tobillo que lo deja fuera del partido, el obligado cambio trastoca lo que en un principio tenía planeado Álvaro Cervera, la salida del medio centro es ocupada por Alex Fdez que antes del partido todos dábamos por titular. Para colmo de males en el minuto 11 el Granada se pone por delante en el marcador, Rodri remata de cabeza un centro desde la izquierda, la pelota parece que da en el palo antes de entrar, pero los jugadores amarillos protestan un más que posible agarrón a Lekic cuando estaba en situación de poder sacar el balón antes de que entrara en la portería del Cádiz.
Con el uno a cero tan pronto quedaba mucho partido por jugar, y el Cádiz siguió teniendo fe, el Granada no quiso ir a rematar la faena y especuló demasiado con el 1 a 0, un marcador demasiado corto para un partido en el que los dos equipos se jugaban tanto. En el 19 un centro lateral se pasea por el área de meta y Vadillo no llega al remate por muy poco. En el minuto 27 el contratiempo es para el Granada, esta vez es Martinez, uno de sus centrales el que tiene que abandonar el campo por lesión y en su lugar entra Bernardo.
Lo que restaba de este primer tiempo tampoco trajo demasiadas ocasiones, el partido estaba como al Granada le interesaba y los locales no estaban dispuestos a arriesgar más.
En la segunda mitad el Cádiz dio un paso al frente, fue mejor, porque empezó a arriesgar más y a presionar mucho más arriba a los locales. El segundo cambio del Cádiz fue en el minuto 59, esta vez es Querol el que entra a sustituir a Lekic. El sistema siguió siendo el mismo con la única diferencia de que Querol era el hombre más adelantado, con la ayuda de Machis que jugó con mucha más libertad en esta segunda mitad. El venezolano estuvo a punto de hacer el empate en el minuto 62, cuando cabeceó un centro desde la derecha que Rui Silva desvía a córner con muchas dificultades. En el 71 Cervera hace el último cambio metiendo en el campo a Aketxe sustituyendo a Correa. Con el cambio Salvi pasa a ocupar el lateral derecho y Aketxe a jugar delante del sanluqueño en esa banda.
Al Granada le costaba llegar, tampoco lo intentaba demasiado, pero en el 74 Adrian Ramos que acababa de ingresar en el campo está a punto de hacer el segundo para los locales, encara a Kecojevic dentro del área, lo dribla y su disparo con la izquierda es despejado por Cifuentes a córner. Con el partido muy igualado apareció Aketxe, corría el minuto 77 cuando el vasco recibe en banda derecha y se zafa de su marcador perfilándose para su pierna buena y desde 35 metros se saca un izquierdazo de los suyos, la pelota se cuela en la portería sin que Rui Silva pueda hacer demasiado para evitar el tanto.
Con el uno a uno en el marcador el partido siguió siendo muy intenso, pero ninguno de los dos equipos «se volvió loco», el Granada pensando que el ascenso está casi conseguido y los nuestros sabiendo que el punto valía su peso en oro, y más, sabiendo que a esa hora el Oviedo había perdido ya su partido en Tenerife. Los minutos pasaron y el partido terminó en justas tablas, haciendo un balance global del partido creo que ninguno de los dos equipos mereció ganar los tres puntos.
Ahora nos quedan dos partidos en los que nuestros rivales no se jugarán nada, un Extremadura que llegará a Carranza salvado, y un Sporting de Gijón que casi con toda seguridad en la última jornada no tendrá ocasión de jugar la fase de ascenso. Pero viendo lo que está pasando jornada si y la otra también, no sería demasiado lógico pensar que los rivales nos van a regalar los puntos, si creemos que serán fáciles porque esos equipos lo tienen todo hecho, estaremos empezando a poder perder alguno de ellos.
Hoy era importante sumar, más que nunca, un punto que podría valer para que no necesitemos ganar los dos partidos que nos quedan para jugar la fase de ascenso.

Sobre el Autor

Antonio Cama

Antonio Cama

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: