Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Deportes La Mirandilla

Desde mi Banquillo – Cádiz c. de Fútbol 1 Albacete Bpié 0, Antonio Cama

Redacción
Escrito por Redacción

El cuarto partido consecutivo ganado no fue de los que se quedan para el recuerdo, pero si alguno de los dos equipos mereció ganar ese fue el Cádiz, porque en el cómputo general del partido fue el que más lo intentó, el que creó las más claras ocasiones y porque fue el único equipo que marcó.
Alvaro Cervera apostó de nuevo por el 1-4-4-2 del resurgimiento de este nuevo Cádiz. Jugamos con Cifuentes en la portería, línea de cuatro con Correa y Matos en los laterales, y la pareja de centrales formada por Kecojevic y Sergio Sánchez. La línea de medio campo, con Salvi y Jairo en las bandas, con Josemari y Edu Ramos en el doble pivote. Los dos delanteros de inicio fueron Manu Vallejo y Lekic.
El Cádiz empezó con ganas, buscando el área de los visitantes e intentando marcar pronto, en pocos minutos se vio que la consigna era ponernos por delante lo antes posible. Ocasiones hubo, centros que se pasearon por el área de penalty que no encontraron rematadores también, y una parada de Tomeu Nadal trás remate de Lekic que no fue gol de puro milagro. En el primer tiempo poco más hubo, mucha posesión de los visitantes en zonas irrelevantes, pero con nulo peligro para nuestro portero, no recuerdo ninguna ocasión clara del Albacete en los primeros 45 minutos de partido.
El segundo tiempo empezó con menos intensidad que el primero, pero si que hubo más juego subterráneo, más parones y demasiadas faltas. A medida que corría el reloj, el empate empezó a parecerle bueno a los visitantes y siguieron sin exponer demasiado en defensa, aunque para ello renunciaran a llegar en ataque. Manu Vallejo la tuvo al cuarto de hora de esta segunda mitad cuando tras un saque de esquina recibe en el segundo palo y su remate se va muy arriba de la portería de Tomeu Nadal.
En el minuto 54 Querol entra a sustituir a Salvi, con el cambio tácticamente todo quedó como estaba, seguimos con el mismo 1-4-4-2 y la banda derecha fue para el recién incorporado. En el 62 fue Alex Fdez el que ocupó el lugar de un renqueante Josemari que había pedido el cambio un par de minutos antes. el madrileño se quedó haciendo pareja con Edu Ramos en el doble pivote.
Incluso con los dos primeros cambios, el partido siguió estando «feo» y se intuía que solo lo cambiaría algún detalle, y este llegó a modo de penalty en el minuto 68. Manu Vallejo, otra vez el chiclanero, recibe en el área y se perfila haciendo un control orientado a su pierna izquierda, cuando va a disparar parece ser,( yo no lo tengo tan claro ), que un defensor le golpea en la pierna con la que va a chutar, el árbitro no lo duda y señala la pena máxima y Alex Fdez la transforma muy ajustado al palo izquierdo de la portería que defiende Tomeu Nadal. Sabéis que nunca comento nada de los árbitros, porque si la jugada ha sido penalty perfecto, si no lo ha sido pues también, porque casi siempre, unas veces se equivocan a tu favor y otras en contra, eso es una constante en el fútbol, al menos mi experiencia en los banquillos me hace verlo así.
El 1 a 0 sirvió para que el Albacete apostara por otra cosa, pero tampoco fue capaz de demostrar demasiado ofensivamente. El último cambio para los nuestro fue el de Machís por Manu Vallejo, corría el minuto 80 de partido y apenas si le dio tiempo a entrar en juego el venezolano. Solo los últimos minutos de partido y en la prolongación del mismo se vio a un Albacete un poco más ambicioso, tampoco le quedaba otra que volcarse a la desesperada. Su ocasión más clara fue una parada de Cifuentes despejando a córner un remate trás el saque de un córner, eso y poco más hicieron los visitantes. Un equipo que se llevó de Carranza lo que se mereció, una derrota por la mínima, pero muy justa.
En líneas generales el partido no fue atractivo, porque le faltaron muchas cosas, pero en esta competición tan igualada y exigente son los que se tienen que ganar. Estaréis conmigo que hoy era importante certificar la permanencia, porque con los 3 puntos del Reus tenemos 50 ya seguros, y porque no es lo mismo ponerse igualados a puntos con el equipo que nos visitó, que quedarnos a 3 de estos, si hubiésemos empatado. Otra victoria más y ya van 4 consecutivas. Y la próxima jornada a Elche, un campo que siempre nos trae a todos los cadistas hermosísimos recuerdos.

Sobre el Autor

Redacción

Redacción

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: