Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Deportes La Mirandilla

DESDE MI BANQUILLO. Cádiz C. de F. 1 Málaga C. de F. 1

Antonio Cama
Escrito por Antonio Cama

Cádiz C. de Fútbol y Málaga C. de Fútbol se dejan dos puntos cada uno en un partido muy igualado, un encuentro en el que cualquiera de los dos podría haber ganado, o perdido.

La única sorpresa de la alineación pasó por el hombre que jugó como referente arriba, Mario Barco que pasó de llevar muchas jornadas sin contar a salir desde el inicio.

Anoche jugamos 1-4-2-3-1 que tanto le gusta al míster, con Cifuentes en la portería, línea de cuatro defensas con Correa y Matos en los laterales, la pareja de centrales fueron Sergio Sánchez y Kecojevic. En el doble pivote los que siempre quiere tener el entrenador en el campo, Garrido y Josemari. La línea de tres medias puntas para Aketxe en la derecha y Machis en la izquierda, por el centro Jairo, detrás de la sorpresa del once, Mario Barco.

Desde el minuto uno las ideas de los dos equipos se vieron claras, un Cádiz con replegado hasta la línea de medios del Málaga, y un equipo visitante intentando jugar el balón desde atrás, con un Jairo muy pendiente del medio centro albanés K. Bare, habría que saber cuanto corrió Jairo para hacer ese trabajo, no me extraña que en los últimos minutos del partido tuviera que ser sustituido acalambrado.

A los cinco minutos de iniciado los visitantes se pusieron por delante en el marcador. Un córner desde la izquierda es ejecutado mal por Aletexe, una estrategia que no pudo salir peor. Para empezar el Málaga había dejado antes del saque de esquina a dos hombres en el justo en la línea que divide la mitad del campo, uno en cada banda del mismo, muy abiertos. Con ellos se quedaron dos defensores nuestros, un error garrafal porque nunca puede haber igualdad numérica entre defensores y atacantes con tanto campo por detrás, es de libro que siempre hay que dejar un hombre más que atacantes en esas situaciones. Jairo es el que va a recibir el saque de esquina que había lanzado Aketxe raso, el tinerfeño no llega porque el balón no lleva velocidad suficiente, el media punta del Cádiz trata de hacerle falta al jugador visitante que recupera la pelota pero no lo logra. La contra es letal, y un córner a nuestro favor termina con cinco jugadores visitantes en el borde del área nuestra, contra tres nuestros porque a Garrido le había dado tiempo llegar. A partir de ahí, un disparo de un delantero del Málaga es repelido por Cifuentes, flojo y al centro, el balón le llega a D´Ndaye que dispara fuerte arriba haciendo el cero a uno. Un gol evitable a todas luces, porque aunque la estrategia ofensiva nuestra saliera mal, como salió, si hubiéramos defendido con orden la contra del Málaga seguramente no habría terminado como terminó.

Después del gol, los dos equipos siguieron jugando como lo estaban haciendo, con mucho respeto, sabiendo que equivocarse se pagaba caro, como le pasó a los nuestros. En el minuto 22 llegó el empate, GOLAZO con mayúsculas de falta de Aketxe, un gol muy parecido al que le hizo al Zaragoza hace pocas jornadas. Desde su distancia, y desde su lado bueno supo sacar lo mejor que sabe hacer y enganchó un disparo imposible para el portero visitante, que nada pudo hacer para evitar el gol del empate. Lo que pasó después del uno a uno lo vimos todos, siguió el máximo respeto entre los dos equipos, y siendo juestos, pienso que ninguno de los dos mereció ganar, aunque ambos en el transcurso de la segunda mitad tuvieron alguna que otra ocasión para haber marcado. Mediada la segunda parte, en el 61 Alex sale a sustituir a Josemari, pero el equipo no lo notó demasiado, porque tampoco con el madrileño pudimos hacerle daño a un Málaga que tampoco tuvo el suficiente atrevimiento de ir a por los tres puntos. Daba la impresión, desde la grada, que a los dos equipos les valía sumar, cuando cualquiera de los dos que hubiera sumado los tres puntos se hubiera colocado en una posición inmejorable, quizás a ellos les valía el empate por aquello del gol a verage particular entre ambos, que con ese resultado es favorable para ellos.

El segundo cambio fue para dar entrada de Jovanovic por un «poco afortunado» pero trabajador Mario Barco. La novedad del once no resultó efectiva, y el navarro procedente del Lugo no hizo olvidar a sus compañeros de ataque, Manu Vallejo, o a Lekic. El serbio tuvo una en un pase atrás de Machis, que tiró muy alto y poco más. Un Machis que en banda tiene que correr demasiado para atrás y que le falta frescura cuando llega, ayer también terminó muy cansado. El último cambio fue el de Lekic que salió en los últimos minutos de partido, en el 84, en sustitución de un Jairo que estaba literalmente fundido. Eso fue todo lo que nos dejó un partido muy igualado, los dos equipos sumaron, y perdieron una oportunidad importante de haber arriesgado más que para que hubieran sido tres los puntos en lugar de uno. A seguir, que estamos bien situados y depende únicamente de nosotros, ascender directamente, o jugar la fase de ascenso.

Sobre el Autor

Antonio Cama

Antonio Cama

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: