Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Deportes La Mirandilla

Cádiz C. de F 1 Real Oviedo 1

Redacción
Escrito por Redacción

Empate con sabor a derrota en un partido que ninguno de los dos equipos mereció perder.

En el Cádiz repitió equipo Cervera, salvo la excepción obligada del sancionado Kecojevic que fue suplido por Servando.

El equipo inicial fue el formado por Cifuentes en la portería, una línea de cuatro con Correa y Matos en los laterales, la pareja de centrales la formada por Servando y Marcos Mauro. El doble pivote para Josemari y Alex Fdez. La línea de los tres medias puntas fue la misma que la del partido anterior en Soria contra el Numancia. Salvi y Manu Vallejo en las bandas con Aketxe por el centro, el referente arriba volvió a ser Mario Barco.

En la primera mitad nos costó meternos en el partido y el Oviedo quiso más con un Javi Muñoz y Boateng muy participativos en el centro del campo, sobre todo Boateng que jugó lo que quiso y como quiso. Un futbolista que estuvo en nuestro filial hace algunas temporadas demostrando en el Cádiz B que era un jugador diferente pero que no tuvo oportunidad de debutar en el primer equipo. También Berjón y Bárcenas en las bandas, jugando a pierna cambiada  pusieron en apuros a nuestros laterales en más de una ocasión. El Cádiz no estaba pero sin embargo pegó primero, a los 15 minutos Alex Fdez se saca un disparo muy potente desde fuera del área que Herreros despeja a córner con mucha dificultad.

En este periodo nos costó manejar el balón, y el Oviedo se mostró cómodo en el campo, y atrevido cuando pudo. Al Cádiz le faltó que jugadores como, Josemari, Alex Fdez y Aketxe participaran más, sin ellos el equipo no puede porque carece de argumentos para organizar ataques bien dirigidos. Vi muy voluntarioso a Manu Vallejo que de los de arriba fue el que más lo intentó aunque sin suerte, al menos al canterano nunca  no le faltan ganas. Salvi me dio la sensación de que estaba “poco motivado”, y a veces caía en zonas del campo en donde él no sabe jugar. Sin la participación de estos futbolistas a Mario Barco solo le queda fajarse con todos sin resultados satisfactorios.

En la segunda mitad el Cádiz mejoró, y el Oviedo dio un pasito atrás, aunque ninguno de los equipos mostró una superioridad manifiesta sobre el contrario, y las ocasiones no llegaban para ninguno de los dos. En el minuto 58 Alvaro Cervera da entrada a Carrillo que entra en sustitución de Mario Barco, que le faltan muchas cosas pero que dio todo lo que tiene en cada partido, como siempre.

Mediada esta segunda parte una falta lanzada con mucha intención por Aketxe desde muy lejos pone el “uy” en la grada saliendo el balón por encima del larguero.

En el minuto 73 Alvaro Cervera hace el segundo cambio, una sustitución que estaba cantada, Agra sustituye al “desconocido” Salvi, para ocupar la banda derecha.

El partido siguió en la misma línea en cuanto a igualdad, y parecía que las tablas eran el único resultado posible, pero no. La jugada clave para los nuestros llegó en el 75, a falta de un cuarto de hora para la finalización del partido. Manu Vallejo recibe un pase interior dentro del área y el canterano la busca el balón con determinación y valentía, Carlos Hdez llega tarde y derriba claramente al chiclanero, penalty indiscutible que Alex Fdez lanza perfectamente engañando a Herreros.

Desde ese minuto hasta el final se jugó poco, se llegó menos y quedaba en el aire la incertidumbre de un marcador tan corto. A los nuestros le faltó oficio, que es algo que solo lo ponen en el campo los jugadores con personalidad, hoy a muchos de los futbolistas del Cádiz cuando el equipo estaba delante en el marcador, les faltó un poco de eso.

El Cambio que menos me gustó llegó en el 81, minuto en el que Cervera da entrada a Perea saliendo Manu Vallejo, el mejor de los de arriba hasta ese minuto de partido. Con la sustitución perdimos en ataque y la banda izquierda se quedó huérfana. No es que esa sustitución fuera el desencadenante del empate al final, pero soy de los que pienso que un entrenador nunca se debe desprender de los jugadores que mejor están jugando, al menos de los que te dan la sensación que pueden hacer algo definitivo.

Al final, en una jugada muy desfortunada a falta de 1 minuto para terminar el tiempo añadido un mal despeje de la defensa la recibe Tejera en el borde del área, dispara entre una nube de jugadores y el balón golpea desafortunadamente en la pierna de Alex Fdez entrando en la portería. Un empate que a mi me parece justo, porque entiendo que ninguno de los dos equipos hizo méritos suficientes para ganar, pero que sabe a derrota porque ya nos veíamos con los tres puntos en el bolsillo.  También es cierto que hay que valorarlo en su justa medida porque lo hemos hecho ante un rival que tiene muy buenos jugadores y que seguramente al final estará peleando por ascender. Cinco de nueve no son malos números para el empiezo de este campeonato.

Sobre el Autor

Redacción

Redacción

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: