Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Listo los de Atrás Semana Santa

Balance’18: La Carrera

Pablo M Sanchéz
Escrito por Pablo M Sanchéz

De total y rotundo fracaso ha de tacharse la Nueva Carrera Oficial perpetrada por el Consejo y votada por la mayoría de Hermanos Mayores, muchos de estos estando en desacuerdo no se atrevieron a ir en contra del “todopoderoso” decretador Consejo de Cádiz.

 

Según lo visto, oído y leído no le ha gustado a nadie salvo a los dos serviles de siempre. Lo que aún llama la atención es que era la crónica de una muerte anunciada. Todos los vaticinios se han cumplido: los cruces han resultado absurdos y esperpénticos, dándose el caso de tres Cofradías juntas con el público sin saber a donde mirar y el curioso momento de una Cruz de Guía viendo pasar su propio palio. Las sillas no se han llenado excepto en el caso de Nueva presentando San Juan Dios un aspecto desolado e inhóspito para las procesiones. Pero no sólo es que no hallan ocupado las sillas, es que ni siquiera de público ha presentado un buen aspecto. Confirmando que para el gaditano la Plaza Consistorial no es lugar para eventos. Canalejas se ha revelado como mal lugar para los cortejos y poco atractivo para el público. Cofradías que tras horas en la calle volvían a estar en el mismo punto no es “una semana santa en expansión” señor Presidente del Consejo.

 

Pero claro ahora venderán “orgullosos” que se han facturado más sillas que en 2017, sin contar que éste año había más metros y localidades y el aspecto general ha sido vergonzoso, sobre todo en Palillero. Andará encima ufano y feliz el Consejero que le gusta despotricar y jactarse de sus decretazos en las barras de los bares, por fin consiguió que el Perdón no saliera a las 3. Lo grave de esto no es que haya fracasado, lo grave es que todo Cádiz lo sabía y se ha hecho una prueba sin tiempo, sin estudio y a la bulla. Sin contar con los humanos que participaban y poniendo en peligro el patrimonio cofrade al obligar a utilizar calles que no son adecuadas para el paso de procesiones.

 

 

Lo peor es que cuando el tonto coge la linde… y las soluciones que se vislumbran son iguales o peores. Como la de empezar en San Agustín y terminar en Catedral. Volvemos a repetir que Cádiz es la ciudad que es y la Catedral está donde está. Hay que dejar y engrandecer la que había, la de toda la vida. Potenciar y dignificar Candelaria y volver a Ancha. Y si quieren más sillas que pongan gradas en San Antonio. Pero claro esto no beneficia a dos y el resto de las 27 demás tendrán que plegarse a su “doblegusto” como hasta ahora.

 

 

Sobre el Autor

Pablo M Sanchéz

Pablo M Sanchéz

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: