Apuntes de la Historia de Cádiz. Los Caballos de Mar de Gadir (Cádiz). Expediciones de Navegantes de la Edad Antigua. – Pais Gaditano
Actualidad Patrimonio Ventana del Ateneo

Apuntes de la Historia de Cádiz. Los Caballos de Mar de Gadir (Cádiz). Expediciones de Navegantes de la Edad Antigua.

Adolfo Morera Salvago

Muchos son los historiadores, geógrafos y navegantes grecorromanos que recogen en sus textos el origen, la fundación o la importancia de Gadir en la historia universal. Entre ellos Diodoro de Sicilia, Estrabón, Plinio el Viejo, Pomponio Mela, Eudoxo de Cícico y tantos otros

.

En esta ocasión abordamos un episodio muy interesante relacionado con nuestra ciudad y que tiene como protagonista a Eudoxo de Cícico (explorador y navegante griego S. II a.C.) sobre las naves que utilizaban nuestros antepasados fenicios de Gadir y sus actividades.

Es interesante saber que Eudoxo de Cicíco pasó a la historia por sus expediciones, entre ellas su llegada a la India y los intentos de circunnavegar África. Estas aventuras fueron recogidas por Estrabón, siguiendo una descripción proporcionada a la vez por Posidonio.

 

Al regreso del segundo viaje de la India, y nuevamente con un rico cargamento, fue desviado por los vientos más allá de Etiopía. Deambuló por tierras desconocidas ganándose la confianza de los nativos con habilidad, ofreciéndoles frutos secos y pan a cambio de agua, y sobre todo guías que pudieran reconducirle hacia la ruta de regreso a Egipto.
En algún momento de su estancia en aquellas tierras encontró en la playa restos de una nave naufragada, llamándole la atención la proa de esta embarcación con forma de cabeza de caballo, de la que le informaron que pertenecía a un grupo de varios barcos que habían naufragado en sus proximidades y que Eudoxo se llevó cuando partió de allí.

Una vez Eudoxo de regreso de aquella interesante aventura, y en el puerto de Alejandría, logró recavar información entre armadores y marineros del lugar sobre la procedencia de esta proa. Éstos le dijeron que los restos de ese naufragio pertenecía a una nave gaditana (Gadir), y eran conocidas o llamadas hippoi (caballos de mar) ya que los gaditanos tallaban la imagen de una cabeza de caballo en las proas de sus embarcaciones de menor calado y que habrían partido de Occidente. Este episodio fue el detonante que hizo a Eudoxo emprender sus famosos intentos en la historia de circunnavegar África saliendo del puerto de Gadir.

Como todos sabemos, nuestros antepasados gaditanos usaron naves de grandes dimensiones pero de igual modo utilizaron otras más pequeñas empleadas sobre todo para la pesca.

Así pues, barcos de pequeño calado llamados “caballos de mar” navegaban desde Cádiz (Gadir) hasta la costa de Marruecos con intención de pescar “caballas”entre otras especies de peces. Probablemente algunos de ellos debieron de seguir navegando más hacia el sur, probablemente con la intención de pescar en la zona del actual Golfo de Guinea. Èsto explicaría que uno de esos barcos y más concretamente el citado por Estrabón, se aventurara a navegar por esa zona, bien arrastrado por el viento o bien por cualquier otro motivo, librando el Cabo de Buena Esperanza para internarse en el Océano Indico.

Decía Estrabón:

“Descubrió Eudoxo un mascarón de proa hecho de madera, pecio de un naufragio. Tenía esculpido un caballo y averiguó que procedía de gentes que habían navegado desde el oeste. Lo cogió y al embarcarse para la travesía de regreso, lo llevó con él. Cuando llegó de nuevo, sano y salvo a Egipto, llevó el mascarón al mercado, lo mostró a diferentes armadores y averiguó que procedía de Gadira”.

Sobre el Autor

Adolfo Morera Salvago

Adolfo Morera Salvago

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: