Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Actualidad Patrimonio Ventana del Ateneo

Apuntes de la Historia de Cádiz. Hallazgo de un “Testaccio” en Cádiz. Aquella maravillosa Gades Romana.

Adolfo Morera Salvago
Hace apenas unos días el catedrático de arqueología de la Universidad de Cádiz Darío Bernal Casasola informaba en un medio de comunicación del fabuloso hallazgo arqueológico en Cádiz de un “Testaccio”. Esta exposición del profesor Bernal Casasola que hizo con anterioridad en el Congreso Internacional “Ex Baètica Amphorae II” fue una de las novedades arqueológicas de mayor relevancia y más impactante en dicho evento.
El monte Testaccio es una colina artificial construída durante los siglos I y III d. C. en la ciudad de Roma. Cubre en su base un área de 20.000 m2 con una altura de 35/40 m.
Esta colina está formada en su totalidad por restos de cerámica procedentes de diversos tipos de ánforas, vasijas, etc.
No fue lo que conocemos hoy día por un vertedero, sino restos desechados y almacenados de una manera ordenada.
Según los estudios geológicos sobre el monte Testaccio restan actualmente veinticinco millones de ánforas de aceite, el 85% de ellas procedentes de la Bética  (Andalucía), que habrían permitido suministrar del preciado líquido a medio millón de romanos durante 250 años.  Estos restos de cerámicas han proporcionado numerosa información sobre la evolución del puerto fluvial de Roma y sobre aspectos diversos como por ejemplo el comercio entre la península ibérica y la capital del imperio entre otros.
Pues bien, como no podía ser de otra manera, la majestuosa Gades (Cádiz) parece ser también tiene un “Testaccio”. Otra aportación que aumenta aún mas la  importancia que tuvo Gades en el imperio y su relevancia comercial.
La ubicación del yacimiento según informa el arqueólogo Bernal Casasola estaría situado en parte de lo que conocemos como el edificio del Olivillo frente a la Caleta. También nos dice “Que el  yacimiento es de dimensiones descomunales, difíciles de determinar con precisión. El Testaccio romano tiene cuarenta metros de altura. El de Cádiz, tras excavar siete metros creen que llegaría aproximadamente a veinte”.  Informa también, que “EsteTestaccio es el reflejo de la importancia de las pesquerías y de la industria del garum y las conservas, con las que Cádiz inundó las mesas más exigentes de todo el imperio”. Desvela que “El 85% de las miles de ánforas aparecidas almacenaban atún en salazón y garum gaditanum tan apreciado en aquella época”. Nos dice también: “Hemos encontrado huesos de caballas, sardinas e incluso de cetáceos, hasta el punto de habernos encontrado parte de un esqueleto de ballena. Gracias a eso sabemos los peces que se comían y explotaban en la época” cuenta el profesor Bernal.
Un descubrimiento que celebramos y en un futuro aportará mucha mas información sobre nuestra Gades y su historia.

Sobre el Autor

Adolfo Morera Salvago

Adolfo Morera Salvago

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: