Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Actualidad Patrimonio Ventana del Ateneo

Apuntes de la Historia de Cádiz. Cádiz en el Descubrimiento de la Antártida.

Adolfo Morera Salvago

Cádiz en el Descubrimiento de la Antártida. El Navío San Telmo.

En esta ocasión traemos unos de los episodios más misteriosos en la historia de la Armada Española.
Tuvo lugar en 1819 durante una singladura que partió de nuestro puerto de Cádiz y que tenía como destino el virreinato del Perú.
A la altura de el Cabo de Hornos nuestro barco, El San Telmo, se vió envuelto y a la vez arrastrado por los vientos huracanados de aquellas latitudes hacía mar abierto, desapareciendo y no sabiéndose nunca mas de él.


Pero existen indicios de que a causa de este desafortunado naufragio los componentes de la tripulación fueron los descubridores del continente Antártico.
Resumamos un poco su historia.
El San Telmo es enviado junto con otros tres buques , La Primorosa Mariana, Prueba, y Alejandro I, y un número importante de tropas para intentar sofocar la sublevación de las colonias que España poseía en América del Sur.
Así pues, la escuadra partió del puerto de Cádiz en mayo de 1819 al mando del brigadier Rosendo Porlier. Todo marchaba bien pese a que era una escuadra de barcos con varios años de servicio.
A la altura del Ecuador, el grupo de barcos sufre el primer temporal que afecta gravemente al buque Alejandro I, por lo que Porlier ordenó su inmediato regreso por las numerosas averías y desperfectos que había sufrido. Tras este episodio, el comboy prosigue su singladura haciendo escala en Río de Janeiro y Montevideo, alcanzando juntos el mar de Hoces . Allí de nuevo los barcos encuentran fuertes temporales que les impiden adentrarse en el Cabo de Hornos y les obligan a desviarse hacia el sur en busca de condiciones más favorables para la navegación.

Pero las condiciones meteorológicas empeoran y el grupo acaba separándose inevitablemente. El San Telmo es visto por última vez por las nave Primorosa Mariana en mitad del fuerte temporal el 2 de septiembre, alejándose hacia el sur sin gobierno, con la verga mayor y el timón rotos.
El San Telmo desapareció con sus 644 tripulantes, dándose la versión oficial de su pérdida por naufragio.
Y aquí empieza lo interesante de esta historia. Tiempo después del naufragio del San Telmo, el capitán inglés William Smith, desembarca en la isla de Livingstone e informa en su cuaderno de navegación del hallazgo de los restos de un buque. Los honores del descubrimiento de la Antártida se los llevó el capitán Smith, que reconoció que antes que él, llegaron españoles a aquellas heladas tierras. Sin embargo y como ya he comentado las autoridades de su «graciosa majestad» hicieron todo lo posible para ocultarlo pese al reconocimiento del propio Smith.

James Weddell, en sus viajes de 1821 y 1822, corroboraría la versión expuesta por Smith, dejándolo por escrito y decía así: “varios restos de un naufragio fueron hallados en las islas del Oeste, aparentemente pertenecientes al escantillón de un buque de 74 cañones, que es probable que sean los restos de un buque de guerra español de esa categoría perdido desde 1819, cuando hacía el tránsito hacia Lima”.
Arqueólogos españoles han efectuado algunas campañas de investigación en la zona que describieron los marinos mencionados, pero los restos encontrados por el momento no acreditan de forma feaciente el descubrimiento que hasta día de hoy nos fue robado por los ingleses Deseamos que algún día todo salga a la luz y recupere España ese reconocimiento.

Cádiz de nuevo en la Historia Universal.

Sobre el Autor

Adolfo Morera Salvago

Adolfo Morera Salvago

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: